El día a día

El fin de semana largo nos fuimos con mi mamá a San Bernardo, en el partido de La Costa, y disfrutamos de tres días de tranquilidad a orillas del mar con un sol radiante nos ayudó a recargar energías, una necesidad tan apremiante a esta altura del año. Fuimos el sábado y volvimos el lunes, tomamos mates en la playa, caminamos en la playa, comimos muy rico y fuimos al teatro. ¿El celu? En el hotel, así que hubo desconexión total.

Seguir leyendo