Último momento: cambio de planes

No sé si es porque mi papá siempre tuvo (y aún tiene) todo fríamente calculado o porque no soy una persona lo que se dice espontánea, pero detesto con el alma los cambios de planes a último momento.

6a00d8341c652b53ef017eeae0304d970d-800wi

Tampoco soy una persona muy respetuosa de los horarios, es un defecto que trato de corregir constantemente. Soy puntual sólo si me acuerdo y si lo que tengo que hacer es real y magníficamente importante (jamás voy a llegar tarde al teatro, por ejemplo), así que no es ese el «cambio» al que me refiero.

No me gusta cuando tengo programada una salida y me la cambian horas antes de salir de mi casa. Tampoco me gusta cuando el plan original era una juntada tranquila y al final resulta la idea de «¿y si salimos?», cuando todas mis amigas saben que entre salir y quedarme a ver una peli, la opción B es la que elegiré.

Entonces, ¿por qué el mundo se empeña en seguir cambiando de planes a última hora? Claro que los imprevistos pueden surgir, uno no puede planear cuándo morirse, pero de ahí a cambiar adrede algo que ya estaba pautado… mmm… no me gusta. ¿Esquemática? Puede ser. ¿Obsesiva? Depende para qué. ¿Jodida? Y… sí.

Si mis papás me dicen que van a venir el viernes a la tarde, que caigan al mediodía me rompe las pelotas. Si quedamos con una amiga de juntarnos a tomar algo tranqui y después me sale con un «¿salimos?», me jode sobremanera. Y me da mucha bronca tener que decir, siempre con la misma perorata, que en mi mente ya estaba programada una salida tranquila, no un descoque bailantero. NO-ME-GUS-TA salir al boliche.

Tampoco me gustan esos cambios de planes que surgen justo a fin de mes, cuando uno planea sus salidas según el monto que haya en la cuenta bancaria. Si apenas tengo cargada la SUBE no pretendan que vaya a un show de stand up porque no me da el piné. A principio de mes sí, vamos a la ópera si quieren, pero a fin de mes no.

Soy mucho más flexible cuando ando de viaje. Quizás por eso disfruto tanto viajar sola, porque la única persona que arma y desarma los planes soy yo. Además cuando estoy viajando me puedo adaptar a cualquier nuevo plan que surja, porque al fin y al cabo si no molesta a mi plan general no es un problema.

Así que ya sabés, si tenemos un plan en conjunto no lo cambies a último momento. Probablemente nunca te diga nada, pero internamente te voy a estar odiando.

Publicado por algobonito

Me llamo Ayalén, tengo 28 años y soy Licenciada en Relaciones Públicas.

2 comentarios sobre “Último momento: cambio de planes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Jean's Thoughts

Time to type...

Simon Morris - Musicals Blog

Musical Theatre Enthusiast

HELICON

El lugar donde reside la Ilusión.

Expat Edna

travel food photography | Asian American expat blog

Broadway Musical Blog

Dishing out musical theater news and gossip from the Great White Way!

Alicia's Own

Viajo. Escribo. Cocino. Por lo tanto, existo.

Shannon Winslow's "Jane Austen Says..."

the official website & blog of author Shannon Winslow

Jane Austen Variations

Writers, Readers and Jane Austen

emma block illustration

illustration and lifestyle blog

A %d blogueros les gusta esto: