Think different

Piensa diferente

Piensa diferente

La frase “think different” marcó una parte muy importante de mi carrera universitaria. Mis profesores más queridos tenían a Steve Jobs como gurú e incluso los no tan queridos también lo respetaban. De él sacaban muchas ideas que hacían las clases más interesantes y gracias a su influencia también nos alentaban a darle un rumbo particular a nuestras carreras.

Recuerdo que cuando falleció Steve Jobs nos quedamos helados, si bien sabíamos que estaba enfermo no imaginábamos que podría morir en cualquier momento, o no queríamos creerlo. Su muerte fue, al igual que su vida, una revolución. Impulsó a que por más de una semana TODOS hablaran de sus logros, de su carácter, de sus ideales y de sus errores. Nos vimos invadidos por sus frases-mantra que a gente de mi generación nos hizo bien escuchar.

Quien haya tenido los ojos y los oídos bien abiertos en ese momento, seguro que escuchó por doquier la frase “think different”. Yo la escuché, la leí, la vi, en todos lados había alguna referencia a ella, y claro que me afectó aunque por suerte para bien. “Pensar diferente” es algo que hice toda mi vida y por fin estaba en boca de todos, no es que sea una revolucionaria o que con mi forma de actuar quiera cambiar el mundo, pero sí pienso que hay otra forma de vida además de la tradicional que nos enseñan nuestros padres.

Pensar diferente es animarse a más, es ir un poco en contra de lo que la sociedad dice que está bien o mal y marcar la ruta propia con los ideales que nos definen, siempre teniendo en cuenta que en donde termina nuestra libertad empieza la del otro, y por lo tanto hay que seguir nuestro camino sin afectar al resto.

Pensar diferente no es sólo ser un “loquito” que quiere cambiar el mundo, a veces no hace falta cambiar todo para sentirse mejor siempre que tú mundo particular esté en armonía con la persona que sos. Si el afuera no te deja ser, sé vos mismo sin preocuparte si al de al lado le gusta o no la versión que creaste de vos. Muchas veces, esos “loquitos” mejoran la vida del resto con alguna de sus ideas “imposibles”, y pasan de ser locos a genios en cuestión de segundos.

A mí siempre me gustó que me tildaran de “loca”. Los locos son más divertidos, más relajados, un poco más peligrosos pero también capaces de ver más allá de lo que se supone que es la realidad que “nos toca” vivir. Prefiero ser una loca diferente y que se destaca en algo, a ser una persona común que no le da nada al mundo más que el dióxido de carbono que emite al respirar.

Quizás nunca salga en la tv, quizás nunca sea conocida mundialmente, pero si a alguna persona mi existencia la ayuda a cambiar en algo, mejora su vida o le saca una sonrisa, estoy segura de que mi forma de “pensar diferente” vale la pena, y trascenderé más allá de mi vida porque a alguien le hice bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s