De haber sido tana…

Fratellli d'Italia

Fratellli d’Italia

Por mi apellido ya te habrás dado cuenta de que italiana no soy, no tengo familia de aquella tierra y no hay nada sanguíneo que me una. El amor que tengo por Italia se fue cultivando a lo largo de 14 años de cursada en una escuela en donde sus tradiciones nos fueron inculcadas desde niños, y donde el “ser” italiano no pasa tanto por las raíces sino por el día a día.

Desde los 4 hasta los 17 fui a la escuela Dante Alighieri en Villa Constitución, mi ingresó allí fue por casualidad y creo que nunca se podría haber dado una casualidad mejor. Mis padres buscaban un colegio en donde pudiese hacer nivel inicial, primaria y secundaria, fueron a un colegio que les habían recomendado pero no les gustó y en vez de ir a uno religioso fueron a éste. Por alguna extraña razón les encantó y allá fui, con el pintorcito naranja a comenzar a formarme.

Nos enseñaron italiano desde salita de 4 años y es el día de hoy que aún recuerdo la canción de la Pepina. A medida que fuimos creciendo también fuimos incorporando costumbres italianas, como: la settimana italiana, preparar tiramisù, comer pizza o pasta en los entre turnos, cantar los temas de Laura Pausini, Eros Ramazzotti, Tiziano Ferro, Andrea Bocelli, Toto Cotugno con su “Italiano vero“, aprender geografía italiana, ver películas y dibujitos animados en italiano, ver “Cinema Paradiso” en el comedor, o los videos del mundial 90 y aprender “Un’ estate italiana“, saludar a la mañana en español e italiano, tener como himno al “Va Pensiero” y cantar clásico “Volare, ohoh, cantare, ohoh, nel blu, dipinto di blu, felice di stare lassù“.

Cuando estaba en la escuela me gustaba aprender italiano, sus costumbres, ver cosas en otro idioma, aprender italiano con los videos que nos mostraban. A veces renegaba un poco, pero en el fondo siempre me gustó y agradezco que me hayan enviado a una escuela italiana en vez de a una católica, no porque no sea creyente sino porque de otra forma no tendría hoy este cariño hacia una patria que no es mí patria pero que siento propia.

Todavía recuerdo cuando me eligieron para ser escolta de la bandera italiana, ¡qué emoción! Llevé la banda con orgullo como si fuese italiana, lo mismo que cuando me tocó ser escolta de la bandera santafesina. Tengo una eterna deuda pendiente con la bandera, si bien llevé una sola vez la banda argentina, nunca me dio el promedio para estar ahí donde yo quería estar, pero eso es otra historia…

El día del acto de colación de grado fue tremendo, de por sí ya estaba muy emocionada por todo, después de tantos años compartidos con mis compañeros, del grupo tan lindo que teníamos, de conocer cada ínfimo rincón de la escuela, de todos los momentos hermosos y no tanto que viví ahí, había llegado el momento de partir hacia nuevos horizontes y te puedo asegurar que la emoción era mucha.

El día del acto de colación de grado

El uniforme formal

Pasaron el himno argentino y sí, me emocioné, pero cuando pasaron el italiano no te puedo explicar cómo lloré. Lloré triste, emocionada, orgullosa, sabiendo que nunca más iba a escuchar el himno italiano en las mismas circunstancias, de hecho nunca más lo volví a escuchar en ninguna otra. Era inexplicable cómo lloraba, mis papás estaban en la 2da fila y me veían llorar, ellos lloraban al mirarme, la gente me miraba raro, y yo no podía parar de llorar. ¿Viste cuando lloras con congoja? Bueno, así. Horrible. Porque encima nos estaban filmando…

Pero más allá de eso, recuerdo que se me pasaron todos los años en la escuela por la mente, desde el primer día en que me pusieron el uniforme hasta el día en que llevé la banda italiana, reviví todo, absolutamente todo, y fui más consciente que nunca de lo que estaba pasando. Es el día de hoy que si escucho el himno italiano te puedo asegurar que lloro.

Nunca pude entender este sentimiento que me provoca todo lo que tenga que ver con Italia. Repito: no soy italiana, no tengo familia italiana, no tengo nada que me una a esa nación, sólo 14 años de colegio y mucho machaque externo con el idioma. No es racional sentir ésto, pero ya forma parte de mí y no lo puedo evitar. Cuando era más chica y todavía iba al colegio no me pasaba, calculo que debe ser por eso que ahora estoy tan así.

Este año, después de 5 sin hablar italiano, vuelvo al idioma y en otra Dante Alighieri. Vuelvo a aprenderlo, a reforzarlo, a hacerlo mío para hablarlo fluidamente como cuando era más chica. De pronto vuelvo a escuchar canciones italianas y lagrimeo, recordando cosas de mi infancia e incluso de mi adolescencia allá en casa. Suena que fue hace mucho, hasta suena que soy una adulta pero no, soy una joven demasiado melancólica que recuerda con cariño una etapa pasada.

Hoy estaba hablando con una compañera en el curso de italiano y me acordé de “Un’estate italiana”, cuando volví a casa la escuché y ¿qué pasó? Sí, lloré. Y después, como si fuera a propósito, venía el Va “Pensiero” y nuevamente, aunque peor. Volví al llanto con congoja, triste, melancólico.

No sé qué me pasa, o estoy muy sensible o no voy a poder superar ésto nunca. No tengo idea de si a algún otro de mis compañeros les pasará lo mismo o soy sólo yo la enamorada de Italia, no sé si a la gente descendiente de italianos les pasará, si sentirán la “sangre tana” correr por sus venas. Lo único que sé es que allá lejos tengo otra patria que no es la mía, una a la que amo y respeto igual que a mi país, con un cariño que se formó forzosamente y con los años, pero que está intacto y tiende a crecer cada vez un poco más.

4 comentarios en “De haber sido tana…

  1. Sil dijo:

    Hola Ayalén!
    Llegué a tu blog través de Alicia (la del comentario anterior) y me identifiqué por dos cosas: el amor por Italia y el hecho de que siempre me confundan el nombre (me llamo Silvina pero me dicen Silvana o Silvia – o Cristina, o Cecilia, o etc…).
    Voy a seguir leyéndote🙂
    Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s