Cuando invadís mi zona de confort

No sé si soy yo la única rara en este asunto, pero no te pasa que hay veces que sentís que invaden tu zona de confort y te sentís ultrajado o hasta vulnerable?

Yo soy una persona que le repele un poco las excesivas demostraciones de afecto,  creo que lo heredé de mi papá porque él no es muy demostrativo, de hecho  una sola vez lo vi llorar y ya no recuerdo si fue cuando me recibí o en mis 15.

Me molesta la gente que no entiende que realmente la paso mal cuando me abrazan en demasía o no me conocen y ya me saludan con un beso o me dan la mano. No me pasa con todo el mundo, creo que también se trata de una “cuestión de piel” y a veces pego tanta buena onda al toque que no me molesta, pero sí la excesividad en el toqueteo que los argentinos somos muy propensos a tener me pone muy incómoda.

Mis amigas ya me conocen, saben que me molesta y se contienen. No puedo evitar las demostraciones de afecto de mi mamá porque a ella nunca le negaría un abrazo, pero me cuesta mucho abrazar a mi hermano, a mis abuelos, decirles que los quiero, que son mi todo. Sólo puedo expresarme cariñosa cuando escribo, y por eso toda la vida me caractericé por escribir cartas. Ahora el único beneficiado con todo mi amor demostrado obviamente es Benja, pero él ya huye cuando la tía se acerca a comerle los cachetes a besos.

Al escribir siento que puedo ser libre de expresarme sin que nadie me invada, ser yo misma con ese lado poético a flor de piel que personalmente  no me nace, y no es que no lo sienta pero realmente me cuesta. A veces me gustaría ser más cariñosa con la gente, sentirme libre de abrazarlos y decirles cuánto los quiero, pero siento como unas cadenas que me atan y me impiden dar el paso.

Quizás por eso en internet me siento tan cómoda, hablando sin tener que entrar en contacto con la posibilidad de sentirme invadida  o a la expectativa de ese abrazo o esa lágrima que me ponen incómoda.

Parezco un bicho raro, lo sé, mi mamá me dice que el día que tenga un novio lo voy a espantar, pero creo que cuando tenga un novio le expresaré a mi manera mi cariño. No me gustan las demostraciones de afecto en público entre novios, me parece desagradable porque hay algunos que se pasan y ya son un asco. Te puedo entender un beso, ir de la mano, pero hay algunos que ya se desubican y no me gusta.

Yo a mi manera me expreso, prefiero escribir antes que hablar y puedo escribir cartas larguísimas en minutos, mientras que si debo decirlo puedo tardar horas.

Mi zona de confort es cuando la gente no me invade, si no me conoce no me saluda más que con la mano y si hay confianza en el ámbito puede que hasta un beso en la mejilla. Amigos o familiares que me abrazan pero que no se cuelgan en ese abrazo eterno en el que lo único que se me viene a la mente es “que me suelte ya por favor”, y respeta si digo que estoy de mal humor y no quiero que me toquen.

Puedo sonar asquerosita, y muchas veces siento que involuntariamente lo soy, pero  no puedo evitarlo. Ahora tolero más cosas que antes me resultaban imposibles, ahora hay ocasiones en las que yo abrazo y busco el contacto, pero tengo que tener mucha confianza en que el otro no me va a mal interpretar, y además tengo que tenerle sincero afecto porque sino no me nace.

Mi zona de confort es muy reducida, la de otros no tanto. A mi me cuesta entablar relación con gente extraña hasta que me siento segura, me limito a ser respetuosa pero no más, por lo que creo que debería o bien hacerme tratar este temita o empezar a aceptar que un poco de cariño nunca está de más.

4 comentarios en “Cuando invadís mi zona de confort

  1. Sergio dijo:

    jajaj, yo tengo un amigo que le pusimos “el toqui” porque te habla y ya te toca o el hombro, o el brazo, etc. Si “el toqui” viviera aca en Londres lo mirarian con mucha, pero con mucha cara de orto. En Inglaterra a la gente no le gusta que las toquen, ya al extremo de que no son de abrazar mucho a sus ninos, pero es una cuestion cultural y muy poco cuestionable. Sigo chusmeando tu blog.
    Saludos desde Londres.
    Sergio.

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      Jajaja me encantó lo de tu amigo “el toqui”, aunque admito que me pondría muy nerviosa😄 Creo que viviendo en Inglaterra me sentiría muy cómoda. Bienvenido al blog!! Siempre paso por el tuyo, aunque Alicia sabe que me cuesta comentar en blogspot jajaja!

      Me gusta

    • algobonito dijo:

      Sabes que mi mamá no me cree que sea tan arisca con la gente, y yo a veces me sorprendo de lo “mala” que puedo llegar a ser, pero no sé por qué no puedo evitarlo. Hay veces en que no me molesta pero me pone loca sobre todo de gente que no me conoce y se toma libertades que no les corresponden. Me encantaría ser un poquito más como vos, aunque bruta ya soy así que eso no me falta jajaja!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s