Todos los años lo mismo

Fin de año, cada año, es exactamente igual. Se mezclan cansancio, estrés, mal humor, la vida contrarreloj, los últimos parciales, los finales, las fiestas, las despedidas de año, como si el 31 de diciembre a las 12 de la noche se reseteara el mundo y volviésemos a foja cero.

Me gusta celebrar, no me voy a hacer la que no, pero si me pongo a pensar digo ¡qué pavada despedir un año! Hay una necesidad urgente en las personas por verse antes de que termine diciembre, aunque no se hayan visto nunca en todos los meses anteriores, y digo… en enero nos podemos ver igual 🙂

Pero eso no me molesta, me gusta juntarme con amigos, charlar, contarnos lo que nos pasó en los meses que no nos vimos, contar los planes a futuros, delirar sobre la vida y, mientras tanto, picar algo. Lo que sí me molesta es este estado de nerviosismo constante en el que uno ya no aguanta más el año y necesita que termine de forma urgente.

Los ensayos para la muestra de fin de año en la facultad siempre logran ponerme de mal humor, esto de desesperarnos a último momento para hacer que las cosas salgan bien me estresa, y como todos están alterados nunca falta algún momento tenso como para querer mandar todo a la bosta. Siempre me agarra la duda de por qué no planeamos mejor el asunto, pero creo que la experiencia de vivir al límite las dos últimas semanas le da un toque más especial.

Este año en particular el tema de la muestra se me hizo muy pesado, porque trabajar en grupo siempre es un desafío, pero cuando empiezan los egos, las discusiones y la creatividad de cada uno puesta a prueba, hay una fina línea entre me callo, respiro y sigo, y los quiero prender fuego a todos. Lo bueno es que con este trabajo me di cuenta de que tengo un poder especial para calmar las aguas, que sirvo bastante para ayudar a que no haya lío entre las partes, y que mi paciencia puede ser increíblemente grande si me propongo respirar y seguir.


Pasó un tiempo desde aquel día en el que comencé a escribir este post, la semana pasada fue la muestra y acabo de pasar una semana de mucha tranquilidad sin cursar ni rendir, sólo trabajar y existir. La muestra salió bárbara, después hubo algunos roces pero cosas totalmente olvidables.

Ahora hay que concentrar las fuerzas en estudiar para los finales. Sólo rindo 3 este año así que no debería ser tan complicado, aunque hay una materia que vale por las dos que me faltan. Espero que las ganas de apoyar la cola en la silla durante horas se haga presente lo más rápido posible, porque sino vamos a estar en problemas. Bah… vamos, voy a estar en problemas. Y nadie quiere una cuota más de estés a esta altura del partido.

 

Publicado por algobonito

Me llamo Ayalén, tengo 28 años y soy Licenciada en Relaciones Públicas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Jean's Thoughts

Time to type...

Simon Morris - Musicals Blog

Musical Theatre Enthusiast

HELICON

El lugar donde reside la Ilusión.

The Royal Correspondent

Daily News from the World of European and Middle Eastern Royalty

Expat Edna

travel food photography | Asian American expat blog

Broadway Musical Blog

Dishing out musical theater news and gossip from the Great White Way!

Alicia's Own

Viajo. Escribo. Cocino. Por lo tanto, existo.

Shannon Winslow's "Jane Austen Says..."

the official website & blog of author Shannon Winslow

Jane Austen Variations

Writers, Readers and Jane Austen

emma block illustration

illustration and lifestyle blog

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

A %d blogueros les gusta esto: