Odisea de fin de mes

Cada vez que llega fin de mes a mí me empieza a agarrar una desesperación bastante desquiciada respecto de si me va a alcanzar o no la plata para pagar las cuentas. Y mi vida entra en declive, no hay salidas, no hay comida extra, no hay plata ni para la SUBE, porque todo se resume a “¡¿si no me alcanza qué hago?!“.

descarga

No sé si te pasa o te pasó alguna vez, pero vivir solo y pagarse los estudios no es siempre un buen tandem, de hecho puede que vivas bastante preocupado cuando el mes llega al 25 y las facturas empiezan a llegar. A mí me pasa que ni bien llega Cablevisión (la primera puñalada) empiezo a caminar de un lado al otro pensando que si eso me vino de cable e internet, cómo vendrá lo demás.

Por lo general los servicios básicos (agua, luz, gas) son bimestrales, así que un mes sufro y otro respiro. Además hace poco más de un año que no pago luz porque Edesur se puso las pilas y nos dio resarcimiento económico después de los varios días sin suministro a fines de 2013. Pero igual, de agua la vez pasada me vino más de $200 y me quise matar, o sea… ¡¿tanto por agua?! No sale agua Villavicencio por la canilla, me pareció mucho, pero bueno, lo pagué, ¡qué se va a hacer!

La cuenta de Personal es la segunda puñalada. Como pago el equipo y la línea todo junto me deprime tan sólo pensar en que con dos cuentas ya tengo mil pesos menos. MIL. Tras que mi sueldo no es algo que diga “¡qué bruto, qué buen sueldo!” a mi se me van mil pesitos en cosas básicas como cable, internet y el celular. Y digo básicas porque son cosas que para mí lo son, porque trabajo en internet, porque cocino gracias a internet (y a mi mamá), porque si no veo la novela qué quilombo se va a armar, y porque mi celular es como una Guía T y por lo tanto no podría vivir sin él.

A todo eso hay que sumarle la cuota de la universidad y el alquiler del departamento. ¿Ahora entendés por qué a partir del 25 ya me quiero matar? Y no es que hago grandes gastos, que viajo por el mundo (no podría, ¡je!), o que vivo saliendo de joda los fines de semana como para estar con la soga al cuello. Vivo, simplemente eso. Pago las cuentas que todos los ciudadanos tienen que pagar y obviamente tengo que llenar la heladera con algo para poder comer, el tema es que ese algo todos los meses cambia de costo y no hay cómo mantener un presupuesto fijo.

Tampoco compro marcas cuando voy al supermercado, como dice mi mamá “dada la situación del país yo compro precios, no marcas” y es tal cual. Más en mi caso cuando hay un solo sueldo sustentando el hogar. También tengo que cargar la SUBE, sino no me puedo mover de mi casa a más de 2 kilómetros a la redonda sin llegar tarde. Y gracias al cielo este mes me avivé y con lo que me quedó de febrero me compré algunas cosas para empezar la facu porque sino ya estaría pidiendo auxilio.

Lo complicado de este mes fue tener que comprar provisiones que en la vida compré, como los lentes de contacto y todo lo que necesitan para su higiene. Por otro lado tuve gastos extras como las zapatillas de danza, algunos cumpleaños, un curso de té que vamos a empezar con mami, y no tuve mejor idea que teñirme el pelo, lo que me salió una for-tu-na. Nunca más eh, o al menos nunca más en peluquería dentro de los próximos 4 años.

Me doy gustos, no te voy a mentir, me gusta cada tanto ir a una cafetería o comprar algo rico para comer sin que yo tenga que estar en la cocina, pero no es cosa de todos los días. Y creo que mi vida financiera es un fiel reflejo de lo que les pasa a muchos de los que viven solos, son semi-independientes y encima están estudiando.

¿Por qué digo “semi”? Porque si todavía no opté por el suicidio es gracias a que en la espalda tengo a mis papás que de alguna manera u otra me ayudan a seguir en este mundo sin que las cuentas me ahoguen. A todo esto, sigo pagando Londres… ¡¡¡AAAAAAAA!!! Mis cuentas a pagar son como la cosecha de mujeres… nunca se acaba.

¿Vos estás en crisis igual que yo o venís mejor?

8 comentarios en “Odisea de fin de mes

  1. MedioPunto Bel Russo dijo:

    Uff te entiendo un montón. Es difícil vivir solo, alquilar, comer, todo básicamente. Tranquila ya vendrán tiempos mejores. A veces nos asfixiamos pero bueno lo importante es que tenés todos esos bienes básicos y que cuando lo necesitás tenés una rueda de auxilio.

    Me gusta

  2. Lucía Imbrogno dijo:

    Me siento plenamente identificada con esta sensación de bancarrota aguda. Siento que vivimos dando manotazos, buscando el salvavidas de principio de mes para volver a la vida y vuelta a empezar el ciclo (¡y todo sin grandes lujos!).

    Siempre se puede estar peor, desde luego. Creo que el desafío es ver entender las condiciones en las que vivimos y, en la medida de lo posible, superarnos autosuperándonos, viendo qué podemos hacer para ser un poco más felices y respirar un poco más tranquilos.

    Me gusta

  3. Vicky dijo:

    Sos estudiante? Pedi el certificado para subsidio de colectivos, trenes o subtes! En el subte si sos estudiante te cobran 50$ por dos meses.

    Fijate si hay más subsidios que puedas pedir, becas, etc. Consideralo como una devolución de parte de tus impuestos. O como que realmente lo necesitas (y si es por lo que contas si te estresaría menos estar holgada)

    Me gusta

  4. cintia dijo:

    aya aya !!! me siento muy muy identificada con esta sensacion de bancarrota que tengo aunque mi lema es disfrutar plenamente y darme acual algun gustito con algo pequeño una salida , o un par de zapatos…jaja, aunque yo digo que soy indigente no me considero una pobretona cual si fuera una maria la del barrio, pero cuando esta llegando la ultima semana de fin de mes ya empiezo a hacer cuentas duermo poco, me despierto pensando llegare a pagar todo!! y como siempre la angustia llega al 5 dia del mes y llega el amado sueldo que por cierto soy feliz medio dia y despues a pagar todo mis cuentitas y ahi empiezo a respirar a vivir y a esperar de vuelta el calvario para fin de mes…aya otra vez me siento identificada con vos…abrazis cin

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s