DSC02660

A cazar aventuras

Esta semana es de esas especiales que me ponen un poco melancólica. Mi mejor amiga de todos los tiempos cumple 25 años y una vez más no estoy ahí para tirarle las orejas, aunque nos vamos a ver pronto. Por otro lado, una de mis amigas se va a vivir un año a Dinamarca y eso me pone muy feliz por ella aunque sé que la voy a extrañar.

Yani decidió irse a buscar un futuro mejor, a probar qué se siente intentar en otro lado, y se va llena de incertidumbre pero tan expectante que no puedo más que desear y rogar que todo, absolutamente todo le salga bien.

Animarse a hacer algo así no es fácil, dejar tu casa y tu vida por un año es una decisión que necesita un cierto proceso, además de la inversión inicial que no es soplar y hacer botellas. Yani logró con esfuerzo y dedicación juntar todo lo necesario para cumplir este objetivo y ahora está a un día de subirse a un avión que la llevará a su futuro.

Me emociona y llena de orgullo saber que tengo amigas así, aventureras, que se animan a perseguir eso que quieren por más incertidumbre que se les presente, por más que estén llenas de dudas, porque quieren vivir esa adrenalina de no saber cómo va a resultar todo pero al menos lo intentan.

Cuando hablaba con mi amiga Flor allá en Londres ella me contaba que tuvo que arriesgar mucho para seguir sus sueños, pero en igual medida fueron las gratificaciones que tarde o temprano llegaron. Y escuchar esas palabras de gente como una, que ha estudiado y que se ha preparado para poder encarar algo así, es una palmadita en la espalda que me dice “vos también podés”.

Ayer cuando me estaba despidiendo de Yani ella me dijo algo que me llenó de emoción, me dijo “vos sos una mina que no da para estar acá, vos das para más y afuera te va a ir re bien, animate ahora que sos joven“. Con sus palabras me di cuenta de cuánto los demás confían en mí cuando a veces ni yo misma lo hago, y el hecho de que una amiga te diga cómo te ve es maravilloso porque es alguien que no te va a mentir, que no te va a vender gato por liebre.

Yani está emprendiendo una aventura y como toda aventurera tendrá sus altas y bajas, aunque espero que las altas superen con creces a las bajas, que todo sea experiencia positiva, que de todo logre encontrar el lado bueno porque las cosas siempre pasan por algo, las situaciones nos enseñan y las personas nos marcan.

Estoy llena de orgullo, de admiración, de alegría y de emoción por Yani, porque sé que ella va a poder con todo y va a sacar el mayor provecho de esta nueva etapa de su vida. Una persona como ella: inteligente, simpática, con la mente abierta, con ganas de crecer y tan buena persona, puede conseguir lo que quiere si se lo propone, y sé que Yani lo va a lograr.

Y quizás dentro de un año nos veamos acá o allá. Nadie sabe, sólo habrá que vivir y esperar.

yani

Yani: te deseo desde lo más profundo de mi corazón que seas muy feliz, que logres todo lo que deseas, que nunca decaigas, que no te cortes, que se te de todo, y que de esta experiencia salgas airosa y fuerte como la gran mujer que sos. Te quiero muchísimo y acá, desde este lado de la pantalla, Aya la estrella siempre va a estar para ayudarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s