cropped-dsc01733.jpg

The book of life: artículos de la vida

Hace unas semanas haciendo mi recorrido diario por internet encontré un sitio web maravilloso llamado The book of life donde publican artículos sobre distintos aspectos de la vida que son sumamente interesantes. Lamentablemente están sólo en inglés, pero si te das mañana con esa lengua realmente te recomiendo que entres y leas alguno de los tantos que hay porque valen la pena.

El último artículo que leí me pareció fantástico, porque habla de algo que siempre sucede cuando hay cambios en nuestra vida: nos agarra melancolía. Y no está mal, según el artículo, sentirnos melancólicos de vez en cuando, de hecho dice que deberíamos buscar la melancolía para recordarnos que la vida es efímera y que hay cosas que son de por sí difíciles de atravesar.

La melancolía, dice la RAE, es una tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada. No es un mal que se cure, no es un trastorno mental, es un sentimiento provocado por algo en particular en un momento dado. Es un tipo particular de tristeza.

Según el artículo, en la actualidad se busca enfatizar la alegría aunque en la práctica estamos más enfrentados al dolor y a la pérdida que al constante regocijo feliz. A veces nos sentimos mal y no sabemos por qué, y he aquí la melancolía. Según The Book of Life, este sentimiento es inherente no sólo a una persona sino a la consciencia de esa persona de que algo malo pueda pasarnos a todos, como morir, por ejemplo.

Pero no todo es malo cuando nos sentimos melancólicos, al contrario, esta especie de sufrimiento nos ayuda a ver las cosas más bellas por ser efímeras, y así vincula el dolor con la belleza y la sabiduría. 

Este artículo puntea y describe ciertas cosas por las que podemos llegar a sentir melancolía, por ejemplo cuando descubrimos:

  • Que las cosas que amamos son transitorias: todo pasa, incluso nosotros. Buscamos cumplir sueños que también van a pasar, creamos una familia cuyos hijos crecerán y también se irán. Todo tiene su curso, y no podemos frenar los días ni los momentos.
  • Las contradicciones de estar vivo: queremos cosas opuestas y al mismo tiempo, y la consciencia de que no podemos tener todo también es frustrante.

Por eso, sentir que nos invade la melancolía está bueno para ayudarnos a disfrutar más nuestra vida, a vivir el momento y a valorar a nuestros seres queridos hoy, porque no sabemos si mañana estarán, ni siquiera lo sabemos por nosotros mismos. La melancolía, en sí, ayuda a que lo efímero que no podemos cambiar sea cada día parte de algo especial.

Si querés leer el artículo completo, acá está en link.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s