DSC08710

We will rock you

Tarde pero seguro, como todo en este blog desde que nació. Como dije en su momento, contenido tengo para rato, y está bueno ir y volver de vez en cuando para nunca olvidar los momentos tan copados que pasé en mayo.

wwry_arte_ticketmaster

We will rock you en mi vida se remonta a muchos años atrás, cuando mi profe de canto Bettiana me pasó un link MUY copado para conseguir sountracks de musicales que acá no llegaron o que sí pero no tuvieron su CD local. Este link fue como la entrada al mundo mágico de Alicia, fue el néctar sagrado que me permitía vivir mi fanatismo por los musicales en paz y en la comodidad de mi hogar.

Fue así como llegué a We will rock you, un musical con canciones de Queen cuya historia desconocí hasta que lo vi el pasado mayo y me volví loca. Sí, una vez más y para variar, un musical me dejó cautivada. Y es que We will rock you no es sólo un jukebox sino que es la perfecta combinación de las partes, con una historia muy bien hecha que le da cabida a las canciones sin que parezcan pegadas de prepo, por lo que todo fluye, todo encaja, y de una forma tan alucinante que aunque no te gusten los musicales e incluso aunque no te guste Queen te va a encantar.

Kevin Kennedy, Rachel Wooding, Oliver Tompsett

Kevin Kennedy, Rachel Wooding, Oliver Tompsett

Si te soy totalmente sincera te he de decir que no sabía si ir o no a verlo, sabía que iba a estar bueno porque le gustó mucho al novio de una amiga que muy musicalero no es, pero entre tanto para elegir se me hacía una de las últimas opciones. Hasta que me enteré que a fines de mayo se despedía del Dominion Theatre hasta vaya a saber cuándo, así que me dije “si estás acá y estás a tiempo de verlo, no hagas que te arrepientas después”, por lo que fui y con la enorme suerte de conseguir un importante descuento para platea, pagué casi la mitad y lo vi en 7ma fila.

Pensé que estando en platea iba a ver como el traste, dado que soy un enano y las plateas no suelen tener mucha pendiente, pero fue la mejor ubicación que pude haber tenido. El teatro y el escenario son grandes, pero lo mejor es que la platea está perfectamente inclinada así que no tuve ningún inconveniente y vi muy bien, además en una parte hay una plataforma que pasa por encima de la platea y la sensación de estar ahí fue fantástica.

Ahora sí, a lo bueno: el musical. Como te había dicho antes, la historia estaba muy buena porque combinaba un tema tan actual como la tecnología con la ficción de situarse en el futuro. Todo transcurre en el iPlanet (antes llamado Tierra) y todo está controlado por Globalsoft, una corporación que prohibió la música en vivo, los instrumentos y las canciones, reemplazándolos por pop computarizado. Es como si te dijera que a futuro no vas a poder escuchar más a The Beatles sino a Tiesto, ¡horrible!

Rolan Bell y Amanda Coutts

Rolan Bell y Amanda Coutts

Este planeta está manejado por la Killer Queen y controlado por el comandante Khashoggi, matando todo signo de individualidad. Así es como empiezan a perseguir a Galileo y a Scaramouche por atreverse a cantar y por tener la inquietud de querer saber si hay otra forma de hacer música que no sea a través de una computadora. Ellos quieren ser libres y escapar de ese mundo “perfecto”, por eso son excluidos y perseguidos, hasta que encuentran a una tribu de bohemios rebeldes que se encargan de mantener vivo el rock, aunque mucho no entiendan de qué se trata.

Juntos (Galileo, Scaramouche y los bohemios) van en busca de los instrumentos escondidos en el Place of Champios. Pasan muchas aventuras juntos: se conocen, se enamoran, se pelean, los descubren, los arrestan, se escapan y se encuentran, pero al final llegan al lugar y salvan el rock, destruyendo la corporación, liberando al mundo de la prisión tecnológica en que se había convertido y dándole nueva a vida al rock, todo a través de las geniales canciones de Queen.

Ningún tema está librado al azar, nada parece forzado, y es que Queen ha hecho canciones tan maravillosas que se puede hacer no sólo una sino mil historias con ellas. Acá fueron tan bien aprovechadas, y vas a escuchar todos los clásicos desde una perspectiva totalmente diferente. Estoy segura de que si Freddy estuviera vivo habría amado este musical, porque el amor que le profesan es tan conmovedor que hay partes en las que de seguro se te van a caer un par de lágrimas.

Oliver Tompsett como Galileo

Oliver Tompsett como Galileo

Tuve el privilegio de ver a artistas tan brillantes que hasta la cover de Killer Queen estuvo más que excelente. Galileo fue interpretado por (el lindo, talentoso, amoroso) Oliver Tompsett, Rachel Wooding fue Scaramouche, Alasdair Harvey hizo de Khoshaggi, Killer Queen fue la segunda cover Katie Paine (ojo acá eh, la chica es maravillosa y tiene una voz alucinante), Brit fue interpretado por Rolan Bell (leeeendo) y Amanda Coutts hizo de Meat (quien en el tour hacía de Scaramouche y tiene un caño tremendo en la garganta). Todos estos artistas estuvieron, cómo decirlo sin sonar repetitiva… alucinantes, brillantes, geniales, poderosos, emotivos, todo eso y mucho más.

Cada uno junto con el ensamble compusieron un grupo que se notaba con mucha buena onda, tan parejos en sus niveles de energía que te daban ganas de saltar de la butaca y ponerte a bailar cual concierto de rock. Porque además de ser un musical, en We will rock you no se olvidan de que ante todo están tocando los temas de una de las mejores bandas de rock de la historia mundial, y se aprovechan de eso en todo momento para agarrar a la audiencia de la oreja y transportarla a distintas emociones. Con We will rock you te vas a divertir y emocionar en la misma medida, por eso en partes vas a sentir una mezcla de nudo en la garganta con ganas de gritar.

Killer Queen

Killer Queen

Al final con We are the champions toda la gente corea el tema y Oliver fue una verdadera estrella de rock, arengó de tal forma que todos nos paramos y estuvimos ahí como en un concierto. Pero lo mejor, como siempre, fue para el final. Bohemian Rhapsody es uno de los temas más lindos y complejos que existen en la historia de la música contemporánea, y ellos le supieron sacar el jugo al máximo. Yo estaba rodeada de fanáticos, de dos chicas que (como yo) lloraban y cantaban, de un chico que se tocó todo con su guitarra de aire, y de otro par que coreaban y lloraban emocionados.

Imposible describirte la sensación de estar en un lugar tan grande rodeada de desconocidos coreando los temas, unidos por un mismo sentimiento, conectados a través de esos artistas y gracias a la música. Así que si llegas a ver este musical en cartel en alguna ciudad en la que estés, ¡NO LO DUDES! Andá a verlo, disfrutalo, soltate y vivílo, porque We will rock you te enseña eso, que ante todo siempre podemos ser libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s