Beas_StPauls_Dec11_086

Afternoon tea de despedida

Si vas a Londres no podés dejar de comer fish & chips, un full english breakfast (aunque sus derivados menos pesados también valen) y el clásico 5 o’clock tea.

En este post te voy a contar sobre el afternoon tea que tomamos con Flor en mi último día en la capital inglesa. La idea original era ir a Fortnum & Mason pero el costo era de £45 y la verdad que, si bien lo vale, en el último día de mi estadía no quería gastar una fortuna. Así que optamos por reservar en Bea’s of Bloomsbury (en la sucursal que tienen cerca de St. Paul’s Cathedral) donde el afternoon tea cuesta £19.

El primer intento que tuve de probar este clásico de la gastronomía británica fue con Vicky, fuimos a este lugar que a ella le habían recomendado pero como no teníamos reserva terminamos en Le Pain Quotidien. Muy british, ¿no? A mí me quedó pendiente para el final de mi estadía en Londres, y casualmente ella también se dio el gustito en su último día. Un compañero de las despedidas que realmente vale la pena.

El servicio está comprendido por lo siguiente:

  • Scones recién horneados con Cornish Clotted Cream y mermelada.
  • Un cupcake.
  • Selección de mini merengues y malvaviscos con sabor a fruta.
  • Selección de mini brownies de Valrhona, torta de chocolate blanco y un brownie especial de la casa.
  • Selección de mini baguettes.
  • Tetera con té en hebras de Jing Tea Company.

Como yo había hecho la reserva la noche anterior para las 16.30, llegamos justo para nuestro horario. No me pidieron código de reserva, sólo mi apellido y luego nos indicaron la mesa en el salón de té exclusivo ubicado en el primer piso.

El salón es una monada, tiene el ambiente ideal para disfrutar de este servicio tan tradicional en un sitio que combina elegancia con modernidad. El detalle de las teteras iluminadas colgando del techo es maravilloso, le da un toque mágico al lugar, sobre todo porque la luz bien tenue hace resaltar esta decoración.

Ni bien nos sentamos vino la moza a traernos la carta con los distintos tipos de té que podíamos elegir, y al escucharnos hablar en español nos preguntó de dónde éramos. ¡Resulta que ella era venezolana! Nos contó que hacía tiempo ya que vivía en Londres y que le costaba un poco decirnos los componentes del servicio en español, pero nos entendimos bien.

Al poco rato llegaron con las bandejas de comida, una botella de agua y un frasco con terrones de azúcar. Todas las bandejas de tres pisos tenían las piernitas de mujer que se ven en la primera foto, todas con zapatos rojos. Finalmente llegaron las teteras, una para cada una con el blend elegido, y nos dejaron un poco de leche.

El servicio completo

El servicio completo

No te imaginas lo que te llenan todas esas mini porciones, para la foto ya habíamos atacado bastante. Todo estaba absolutamente delicioso, la pastelería en el punto justo, los scones con clotted cream fueron los reyes de la tarde y esos cupcakes sin dudas mi paladar aún los recuerda. ¡Hasta lo salado estaba exquisito!

Del té qué te puedo decir, muy rico como todo té inglés. A la primera taza le puse leche pero a la segunda no, y la verdad es que el gusto es otra cosa. Yo tomé un earl grey y Flor tomó uno de jazmín. El té de allá es distinto, no sé realmente por qué será (estimo que deben ser las hebras) pero tiene otro sabor, más puro, más auténtico. Incluso si lo tomás sin azúcar el té sabe rico, lo comprobamos con Vicky cuando visitamos uno de los locales de Twinings.

Cuando terminamos de comer y de vaciar nuestras respectivas teteras emprendimos la vuelta caminando por el Southbank, una zona muy linda ubicada a orillas del Támesis, para poder decirle hasta pronto a los puntos más característicos de Londres. En este camino por la costa vas a encontrar la Tate Modern, St. Paul’s Cathedral, Southbank Cathedral, la Torre de Londres, el Globe Theatre de Shakespeare, la prisión The Clink, el London Eye, el Aquarium de Londres, el Big Ben y el Parlamento. ¡Te imaginarás que de recordar todos esos lugares se me pianta un lagrimón!

La verdad que fue una tarde maravillosa, Flor ha sido muy generosa conmigo al abrirme las puertas de su casa y de su vida por casi tres días, así que no puedo estar más que agradecida. Charlamos un montón y de todos los temas, pasamos de los musicales a los sueños y de los planes a largo plazo al día a día actual, nos divertimos, nos pusimos místicas, criticamos, nos dimos ánimos mutuamente, paseamos por el Soho y Piccadilly y al final, besito chau a Jersey Boys y vuelta a su casa.

Con Flor en Piccadilly Circus

Con Flor en Piccadilly Circus

2 comentarios en “Afternoon tea de despedida

  1. Vic dijo:

    ”El primer intento que tuve de probar este clásico de la gastronomía británica fue con Vicky, fuimos a este lugar que a ella le habían recomendado pero como no teníamos reserva terminamos en Le Pain Quotidien.”

    Esto asumo que fue en BA, dónde era ese lugar??🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s