Ir al teatro sin sufrir en el intento

Ésta semana que pasó tuve a mamá de visita en casa y su llegada siempre implica paseos, madrugar, buena comida y salidas culturales. A mamá, como a mí, le encanta ir al teatro y siempre que puede lo hace. Yo voy menos de lo que me gustaría pero voy, así que juntas aprovechamos y nos pegamos una vuelta a ver algo que nos llama la atención.

Teatro El Libertador

Teatro Del Libertador

Fuimos a ver “Priscilla, la reina del desierto” y “Amadeus”, dos puestas sumamente diferentes pero ambas con una calidad artística impresionante. Priscilla te hace reflexionar, reír a carcajadas, bailar y llorar, en cambio Amadeus te muestra una parte de la vida de un grande como Mozart pero es más solemne, aunque también te hace reír con las irreverencias del protagonista y su mujer.

Pero lo que me trae hoy acá no es hacer una crítica de ambas obras, sino comentarte un flagelo que los petisos vivimos cada vez que vamos al teatro/cine: el que se sienta adelante.

Ir a platea para mí es una tortura, siempre pero SIEMPRE me toca alguien alto o una mujer con batido, o una pareja feliz que no hace más que besuquearse y sino el típico que no sabés para qué pagó una entrada si va a estar pelotudeando toda la función con el celular.

Me desesperan, me ponen de mal humor y sacan lo peor de mí. Tengo que estar toda la función reprimiendo mis ganas de mandarlos a la mierda, cada tanto no puedo evitarlo y les pido por favor que se callen, y sino tengo que estar las dos horas cabeceando de un lado al otro como si fuera un péndulo porque el de adelante hace lo mismo y como es alto no me deja ver.

Realmente es polémico, no se puede disfrutar así. En Priscilla estuve bien porque los asientos de adelante estaban vacíos y me dejaban un margen hasta el próximo alto, pero en Amadeus estuve cabeceando toda la función. Encima el de adelante era un culinquieto que se acomodaba cada 5 minutos. ¡INSOPORTABLE!

Por eso, como a mí me gusta darle un servicio a la comunidad, te voy a contar cuáles son mis ubicaciones favoritas para no sufrir y disfrutar de la más predilecta hasta la menos:

  • Platea alta primera fila al centro: podés ver el escenario completo y no te vas a perder de nada. Se aprecia el espectáculo en su totalidad sin tener que sacrificar tu cuello ni pelearte con el de adelante.
  • Super pullman primera fila al centro: mismo que la ubicación anterior pero más arriba.
  • Pullman primera fila al centro: a prueba de vértigo, es la ubicación más barata de las tres pero puede que sientas que si te caes de ahí no la contas.
  • Platea filas de la 2 a la 15 en pasillo: ¿por qué pasillo? Porque me da la posibilidad de girar mi cabeza para el costado donde no hay gente y ubicarme en una misma posición sin querer ajusticiar al de adelante.
  • Platea fila 1 al centro: no entiendo cómo hay gente que adora ir al primera fila, es la ubicación más cara y donde peor la pasas porque el cuello te queda atrofiadísimo y además no les ves los pies. Ir al ballet a primera fila de platea es un despropósito, y a un musical/obra de teatro también porque si algo pasa en el piso ni te enterás.

Espero que te sirvan estos consejos y logres no pasarla mal, aunque también te invito a que aproveches los descuentos y promociones y vayas al teatro. Si las ubicaciones que tuvimos con mamá no fueron las mejores fue porque aprovechamos descuentos, pero qué se puede hacer si las entradas ahora son carísimas y es mejor ir adonde se puede en vez de adonde se quiere con tal de poder ir.

4 comentarios en “Ir al teatro sin sufrir en el intento

  1. Alicia's Own dijo:

    Ay Ayita, has resuelto un problema en mi vida! Siempre me pregunté cuáles serían las mejores filas! Una vez compré primera fila para ver Los Productores pero podés creer que no le veía los zapatos a los actores. Aunque mi mamá ligó un beso de Enrique Pinti por estar tan cerca!!!

    Pero me viene re bien tu resumen! Eso sí, yo al teatro actuado muy rara vez voy porque no me concentro. No lo disfruto. Sí por supuesto que disfruto los musicales y esta última vez que fui a Argentina me quedé con ganas de ver Priscilla!

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      Me alegra haberte podido ser útil! Yo tampoco soy muy del teatro de texto, por lo general me aburre mucho, pero igual trato de ir porque está bueno ver un poco de todo aunque claro, prefiero mil veces los musicales😉 La temporada de Priscilla pinta ser larga, así que si volves este año quizás la enganches =)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s