Crónica de un sueño cumplido

Hace unos meses publiqué que quería la entrada para ver a Eros Ramazzotti, poco tiempo después publiqué que la había comprado y la semana pasada harté a medio mundo con mi emoción mientras contaba los días para verlo. Finalmente lo conocí, me saqué una foto (que aún no tengo, ya sabrás por qué) y lo abracé, pero para llegar a eso tuve que sortear una carrera de obstáculos digna de un agente de la CIA. ¡En tu cara 007!

Te cuento la previa que es cortita: Eros tenía pedida una asistencia vip en AEP en el arribo del domingo 29/9 a las 14.05 procedente de San Pablo con TAM y ese era MI momento para conocerlo. Pero, como si esto fuera poco, yo me había pedido el fin de semana para ir a mi casa porque el 26/9 mi abuela cumplió 80 años y le iba a dar una sorpresa. El festejo estaba programado para el domingo, pero ni bien me enteré que ese día sería mi oportunidad de conocer a Eros arreglé todo con mi familia, a fuerza de ruegos y súplicas, para poder hacer un previo festejo el sábado a la noche y poder viajar el domingo a la mañana de vuelta a BsAs para conocer al romano.

Domingo 29/9

  • 12.00: llego a Buenos Aires y me voy para AEP, compro unos chocolates Havanna y pongo en la bolsita una carta en italiano expresando mi admiración.
  • 13.45: vuelo de Tam en zona, vamos con M a esperarlo a arribos internacionales. Yo llevaba de contrabando los chocolates, el cd para que me lo firme y la cámara.
  • 14.05: personal de tráfico de Tam nos dice que Eros no estaba en el vuelo y que por lo tanto no iba a venir.
  • 14.20: bajaron todos los pasajeros del vuelo de Tam y ninguno de ellos era el tano.
  • 15.00: llamo a Aerolíneas Argentinas, a Tam y a Lan para ver si lo tenían en algún otro vuelo procedente de San Pablo. Como confirman que no, me contacto con Gol para preguntar si estaba en el vuelo que iba directo a Córdoba y nuevamente la respuesta es negativa.
  • 15.30: me voy de AEP decepcionada, triste, pero con una pequeña llama de esperanza porque en algún momento el tipo iba a tener que llegar a Buenos Aires.

Lunes 30/9

  • 01.00: llamo al stand de informes y le pido a A que por favor deje avisado en el mail de novedades que ante cualquier información que tengan de Eros que me avisen, porque hasta ese momento aún no se sabía nada.
  • 07.30: mando un mensaje a A, no me responde.
  • 11.00: mando mensajes a C, F y P, ninguna responde. Nadie dice nada. Yo entro en pánico.
  • 15.20: me llega un mensaje de Pamela diciendo que Eros tenía asistencia en el vuelo de Tam de las 14.05. Reitero: eran más de las 15. Me quise matar pero no perdí la calma.
  • 15.40: luego de machacarme la mente pensando cómo hacer y un poco decepcionada por no haberme enterado antes, le pido el celular de ME a M porque yo sabía que ella trabajaba ese día. Necesitaba una confirmación de los hechos.
  • 16.08: ME responde y me avisa que Eros estaría llegando en un vuelo privado, que no se sabía la hora en la que iba a llegar pero sí que su arribo a Córdoba estaba programado para las 23 aprox.
  • 16.57: luego de un ping pong de preguntas y respuestas, ME me manda el mail con toda la info y yo evalúo mis tiempos. Llego. Para las 20 llego a ir a Terminal Sur.
  • 20.00: salgo del ensayo y me tomo un taxi, previo haberle pedido auxilio económico a mi cuñada que muy gentilmente contribuyó a mi locura.
  • 20.15: llego a Terminal Sur y me enfrento a mi primer reto: hacer que PSA me deje pasar. Con credencial en mano cumplo mi objetivo, rogando que nadie me vea/reconozca/delate.
  • 20.30: encuentro a personal de la empresa y le cuento lo que estaba haciendo ahí. J se sumó a la movida y me averiguó que el avión salió de AEP, se fue a EZE y de ahí recién iría a Córdoba llevando a Eros.
  • 20.45: una camioneta de la empresa se aproxima a TSur. Tiemblo. Pregunto dónde me podía esconder pero me tranquilizan diciéndome que era JB, uno de los más copados.
  • 20.50: entra JB y me mira con cara de WTF, le cuento lo que estaba haciendo ahí y, luego de decirme que estaba loca, me confirma que la aeronave tenía posición para el arribo del día siguiente.
  • 20.55: vuelvo a la parte pública con JB, feliz de saber que el día siguiente sería, por fin, MI día.

Martes 1/10

  • 23.40: llego a AEP muerta de frío, voy a Infopax y A se contacta con JB para avisarle que yo estaba ahí. JB confirma y manda E para que me pase a TSur.
  • 23.45: con tal de que no me viera nadie doy toda la vuelta por afuera de la terminal. Me enfrento a la segunda prueba de fuego: que PSA me deje pasar a la pista. Lo consigo, estoy en pista, llega E, vamos a TSur, llegamos.
  • 23.55: ya en TSur le cuento a N por qué estaba ahí y, por enésima vez me dice que estoy loca, pero me confirma el arribo del avión.

Miércoles 2/10

  • 00.00: empezamos a tomar unos mates, yo les llevé a los chicos de TSur una tabla de chocolates como agradecimiento, y charlamos un rato para pasar el tiempo.
  • 00.40: el avión está en zona. Le avisamos a la productora y N le pregunta si yo me podría sacar una foto con Eros. Belén de Fénix me dice que en ese momento mejor no, porque él venía del recital de Córdoba e iba a estar cansado y no quería ni tener problemas ella ni que la pasara mal yo, pero me ofrece darle mi regalo y le doy el librito del cd para que me lo firme. Asimismo, se copa y me pregunta si tengo entradas, le digo que sí. Como no me iba a poder sacar foto con él ese día, Belén me da su tarjeta y me dice que la llame el viernes al mediodía para que me hiciera pasar para sacarme una foto antes del concierto en GEBA.
  • 00.45: el avión aterriza. Eros estaba en el mismo lugar que yo. Eros había llegado. Eros estaba respirando el mismo aire.
  • 00.50: Belén me pregunta cuál es el club de fans oficial de Eros, le respondo que como no formo parte de ninguno no sé pero que según tenía entendido el oficial era Cofera. Me pide que le avise al día siguiente si le podía averiguar algo más.
  • 01.00: llega la camioneta con Eros y compañía, pero yo cumplo con mi parte del trato y no lo molesto, sólo lo miro sin poder evitar sonreír. Él se para al lado del scanner del control policial y, como yo estaba justo al lado, pregunta si podía pasar por ahí y yo le respondo que sí (con cara de boba, obvio) al igual que personal de PSA.
  • 01.05: Eros va al baño. Eros sale del baño. Eros se sube a la camioneta.
  • 01.10: Eros no está, Eros se fue, Eros se escapa de mi vida.
  • 01.40: vuelvo a casa, feliz y esperanzada porque la historia continuaría.
  • 13.50: le aviso a Belén que el fans club oficial de Eros es Cofera. No responde. ALERTA 1.

Jueves 3/10

  • 17.00: en la clase de italiano el tema principal es Eros. Cuento las horas. Mi profesor se copa con mi locura, mis compañeras también, salgo con ganas de adelantar el reloj 24 horas.
  • 21.00: como estaba anunciado lluvia para el viernes tuve que aplicar la “brujería” e hice 3 cruces de sal en una tabla de fiambres y las pongo en la ventana.

Viernes 4/10

  • 10.45: me levanto para ir al gimnasio y veo que mi magia funcionó: no llovía, había sol.
  • 13.13: le mando el mensaje a Belén de Fénix para que me hiciera pasar a la noche. No responde. ALERTA 2.
  • 17.00: llamo a Belén de Fénix. No atiende, salta el contestador. ALERTA 3.
  • 17.18: casi en pánico llamo a Fénix y me atiende una chica muy amable quien me informa que Belén ya estaba en GEBA y que seguramente no me atendía porque estaba a full, obviamente yo entendía pero si ella estaba a full yo ya estaba desesperada. Quería esa foto. Me merecía esa foto. Debía-tener-esa-foto. La señorita atenta de Fénix me recomienda ir temprano a la parte de acreditación de prensa y encontrarla ahí.
  • 18.45: me tomo el 67 y voy a GEBA no temprano… tempranísimo (teniendo en cuenta que tenía entrada numerada).
  • 19.30: llego a GEBA y empiezo a preguntar dónde estaba la entrada de acreditación de prensa, me mandan para una especie de galpones azules y hacia allí voy.
  • 19.35: luego de mirar para todos lados y no ubicar a Belén, reconozco a un señor de traje que había estado el martes. Le digo quién soy y le recuerdo el momento en que nos vimos. Me dice “cuando entre si la veo a Belén le digo que se comunique con vos, porque yo ahora no puedo hacer nada sino la pasaría por encima y no puedo”. ALERTA 3. Esto me sonó a “espera sentada chiquita y disfruta del show”. Pero nada me detendría, ya estaba ahí, ¿qué podía perder? (además de la dignidad, claro, que ya ni siquiera me importaba).
  • 19.40: veo a una chica que estaba entrando a gente para un Meet & Greet y me dije a mí misma “mí misma, es ahora o nunca”. Corro a contarle mi situación y, como estaba apurada, me dice que hable con otra chica que estaba sentada ahí nomas. Voy con esta otra chica y se trata de comunicar con Belén pero ante la falta de respuesta inmediata me dice que si aún no habían pasado iría con el grupo que acababan de llevar, porque una de las ganadoras de radio Disney no había llevado acompañante.
  • 19.50: nos forman en filita india a lo jardín de infantes y nos hacen subir una escalera de vértigo. Nada me frenaría. Estaba ahí. Nuevamente, a metros de Eros. Respirábamos el mismo aire. Comenzamos a pasar de a dos y el Meet & Greet era pasar, posar, saludar y bajar.
  • 19.55: escucho su voz, estaba a una persona de verlo, de conocerlo, de abrazarlo y finalmente MI TURNO. Paso y conmigo entra otra chica cuya identidad desconozco, nos sacamos la foto y yo aproveché para abrazar a mi tano querido. Eros me mira con cara de “de algún lado te tengo” pero no pude decirle nada porque nos corrían (tengo anteojos rojos, imposible olvidarse de mí). Él estaba hermoso con la remera negra del tour y, simpático, cada vez que se sacaba una foto decía “e la foto!” y saludaba.
  • 19.58: bajé la escalera de vértigo temblando. No lo podía creer. Aunque no había podido hablar con él tampoco sé si hubiese dicho algo muy coherente, a pesar de haber tenido preparado mi speech desde hacía meses. Lo había conocido, lo había tocado, le había sonreído, HABÍA-LOGRADO-LA-FOTO. Todo lo que quise, todo por lo que había corrido y movido cielo y tierra estaba ahí, había pasado en quizás menos de un minuto. Pero yo estaba feliz.
  • 20.05: cuando reacciono sobre lo que había pasado me doy cuenta de que no sabía dónde conseguiría la foto, así que corro al encuentro del fotógrafo y una chica de Fénix (que se estaban yendo a la entrada) y les pregunto. Me responden muy gentilmente que la subirían al facebook de la productora y que sino Belén me la mandaría al mail.
  • 20.10: llego a mi asiento y llamo a Emilia y a Sol que palpitaron los acontecimientos de esta semana a la par mío. Todas felices, gritando, festejando que había cumplido mi cometido. La señora que estaba al lado mío estaba tan loca como yo, y cada tanto repetía que a pesar de tener 41 años quería al tano como a ningún otro artista y que sólo por él pagaba una entrada o compraba un cd. Confirmado: no estoy sola en mi locura, Dios nos cría y Eros nos amontona.
  • 20.25: empieza el telonero de Eros, un tal Jano cuya identidad desconocía. La función de las bandas soporte es dejar al público a punto caramelo para que cuando venga el artista principal ya esté todo a pleno, pero este muchacho procuró adormilar a una audiencia eufórica por ver al romano. Agradezca al barba que nadie le gritó nada y que a pesar de sus temas un poco bajoneros lo aplaudimos y le dimos el lugar que, para bien o para mal, estaba ocupando. De todas formas, la próxima armo una banda con mis amigos y le pongo más onda a la noche.
  • 21.10: Eros se hace rogar, la hinchada está que revienta, a cada mensaje de “Fénix Entertainment Group avisa que las salidas de emergencia están en bla, bla, bla….” el público abuchea, NECESITAMOS A EROS. 
  • 21.25: palpitando los últimos momentos de espera, se apagan las luces, empieza el juego lumínico en las pantallas gigantes, el público grita desaforado, y allá atrás, en la segunda pata del escenario se lo puede ver a él enfundado en una campera de cuero marrón y portando consigo una guitarra.
  • 21.30: le gritamos con de todo a Eros, arranca el show y yo perdí la noción del tiempo. Disfruté, me dejé llevar, canté, bailé y grité, todo al palo, como poseída por la euforia de la gente que, al igual que yo, estaba hipnotizada por la música, por el tano, por poder verlo de cerca cantando los temas que tanto nos gustan. Yo estaba en fila 8 y no pude haber elegido mejor ubicación, justo en el pasillo central lo veía perfecto.
  • 22.55: primer amague de terminar el show. Yo sabía que ese no sería el final, faltaban dos temas clave: Un angelo disteso al sole y Un’ altra te. Como yo pocas veces me equivoco en materia de recitales, efectivamente volvió y cantó esos dos temas y alguno más que, sinceramente, canté como loca pero ahora no recuerdo.
  • 23.20: Eros no está, Eros se fue, Eros se escapó de mi vida pero me dejo una foto y su voz tatuada en el corazón.
Eros

Eros

Perlitas

  • Algo me decía que Eros se iba a alojar en el Hotel Faena pero, quién sabe por qué motivo horrible de la vida, no fui.
  • La semana pasada mandé una solicitud para unirme a Cofera y aún estoy esperando respuesta.
  • En mi fila había un chico filmando que era del club de fans y me contó que habían podido pasar a saludarlo al hotel y que pudieron presenciar la prueba de sonido. TE QUERES MATAR AYALÉN.
  • El show estuvo buenísimo (¿hacía falta decirlo?) porque cantó mucho en italiano y poco en español, pero no tocó mis dos temas favoritos del último cd: Polaroid y Balla solo la tua musica.
  • Tengo 22 años pero el estado físico no me da como para saltar, bailar, gritar y revolear un globo por 2 horas. Hoy estoy cansadísima, pero valió la pena.
  • En la fila de adelante había una chica con su novio quien, “casualmente”, estaba muy parecido a Eros en ésta foto. Evidentemente la chica se buscó un chico parecido al tano y lo tuneó para que quede igual, porque el pibe no era canoso, estaba teñido (!!!).
  • TN pasó el recital en vivo por la web y había cámaras filmando muy cerca de donde yo estaba. Tan cerca que en la canción Fino all’estasi me enfocaron en primera plana agitando mi globo, cantando (o mejor dicho gritando) y bailando. Saludé a la cámara como buena estresha que soy, pero después no le di bola y seguí disfrutando. Así que si alguno logra conseguir la grabación del show y me la pasa, gracias totales. BTW: nunca pensé que yo iba a salir como esas fans desesperadas, pero al menos no hice la pavada de andar llorando en el recital…

Esto fue todo, espero que te hayas divertido tanto como yo. ¡Salud por el tano!

6 comentarios en “Crónica de un sueño cumplido

  1. Sil dijo:

    ¡Por fin! Estaba ansiosa por leer esta crónica🙂

    Me reí con “01.05: Eros va al baño. Eros sale del baño. ” y “hago 3 cruces de sal en una tabla de fiambres” xD

    ¡Ahora a conseguir la foto!🙂

    Me gusta

  2. Belén V. dijo:

    ” Eros no está, Eros se fue, Eros se escapa de mi vida.” = lo canté, perdón, leí casi haciendo el pasito de Pablo Granados… jajajaja!
    Muy copada Belén, lástima que se borró después (por qué hacen quedar mal al nombre tan lindo que tienen??)

    I am happy you got to meet him!! Y también de al fin poder leer y saber todo…
    Besoos!!!

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      Hola Gime! Gracias por pasar!!! Como te conté en fb, al final Cofera me aceptó, mandales inbox que te aceptan eh, son macanudos los chicos. Gracias por coparte con mi relato, la verdad es que las palabras no alcanzan para contar cómo me sentí, fui invadida por la felicidad!! Ojalá se repita pronto porque AMO al tano😄 Te mando un beso!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s