Calorcito y buen humor

Hoy hizo bastante calor acá en Buenos Aires, como diría Laura Pausini estamos viviendo una “Primavera in anticipo” puesto que el termómetro clavó en 23º. Y como en mi vida siempre relaciono todo con alguna canción la afortunada de hoy es Get Lucky porque me transporta al calor, la escucho y enseguida me dan ganas de ponerme un vestido liviano y salir a caminar.

Así también hay cosas que el calor me hace pensar como por ejemplo el color naranja o los colores pastel, las calles con aroma a flores que tienen otro poder (como si emanaran más fuerte su perfume), los vestidos divertidos y mi bicicleta. Es cierto, el verano no es particularmente la estación que más me gusta, de hecho como hace unos años me voy de vacaciones en marzo al verano lo sufro en la ciudad, pero también reconozco que la primavera me gusta siempre y cuando no haya calor sofocante. Creo que sería más feliz en una Vespa recorriendo la ciudad, solo que no tengo motito y si la tuviera tampoco sabría manejarla.

Volviendo al punto (¡qué fácil me voy de tema!), este calorcito aunque repentino me agarró con muy buen humor. Algo positivo que no le voy a negar a la primavera es que me ayuda a despertarme más temprano, a salir a pasear/caminar, a disfrutar de los espacios verdes cercanos a casa que la ciudad me ofrece. Ya que no tengo patio las flores de las plazas son un buen néctar para mí, que adoro el perfume de las plantas y de la tierra mojada.

Ayer fui a Italiano en colectivo, la verdad es que ganas de caminar bajo el sol y con calor no tenía, y cuando llegué crucé un callejón que hay justo antes de llegar a la Dante Alighieri que ya lo había cruzado una vez pero lloviendo. ¡Qué lindo lo vi hoy con el sol y calor! Me encantó, es un callejón bastante simple pero el piso adoquinado y los graffitis de las paredes me transportaron a lo que yo imagino debe ser una calle en Italia, Francia, España o Inglaterra (y en tantos lugares más, claro).

Vista aquí: http://goo.gl/opSMiR

Vista aquí: http://goo.gl/opSMiR – Firenze (Italia)

Los callejones me encantan, así que imaginate lo feliz que fui en Colonia del Sacramento al ver tantos y llenos de puestitos artísticos, ¡una locura! De por sí ya me gustan las cosas con onda retro, así que los callejones adoquinados me fascinan. Caminar a través de ellos me transporta, como si de pronto viajara al 1800 por algunos minutos. Suelo imaginarme lo que pasaba en esa época a la hora en la que yo los estoy caminando, quiénes vivían por ahí, qué hacían. Pero la imaginación dura poco, porque siempre hay algo que me trae a la realidad.

Hasta hace un ratito estuve escuchando una playlist de temas italianos que pega mucho con este estado de ánimo positivo que trae consigo la primavera y ahora estoy viendo Smokey Joe’s Café, un musical de Broadway transmitido por Film&Arts (¡cómo amo este canal!) que esta grabado en su última función así que la energía que transmite el elenco es sublime.

Tapa del cd de SJC

Tapa del cd de SJC

Hoy hay auditoría externa en el trabajo así que no me quiero ni imaginar cómo van a estar los ánimos, agradezco un montón estar viendo un musical e irme a dormir contenta. Lo que espero es que no sea un día demasiado jodido teniendo en cuenta las circunstancias, y que llegue el horario de irme en paz. Sí, así vivo cada día laboral, rogando que empiece, transcurra y terminé sin problemas. Definitivamente sería más lindo ir a trabajar contenta sin importar lo que pase pero bueno, esa etapa ya pasó (si es que alguna vez existió).

Ver un musical tampoco ayuda, si te he de confesar, porque me dan más ganas de estar arriba del escenario que acá en casa con una taza de té en la mano y viéndolo por tv. Quizás debí haber elegido otra cosa a mis 17. Me gustaría tener el dinero suficiente para largar todo e irme a NYC a estudiar lo que realmente me gusta, lo que toda la vida quise ser, no esta farsa de licenciada que hoy soy. Bueno, no es todo malo, me gusta la carrera que elegí y estoy feliz de haberme recibido, solo que… los musicales son lo mío. Siempre lo supe.

A veces hay que arriesgarse a hacer lo que uno quiere para ser feliz de verdad. El calor me hace ver las cosas de forma positiva, siempre que no dure tanto. Si tan solo existiera un conservatorio de teatro musical como los hay en NYC, o si tan solo fuera más accesible estudiar allá… A soñar, mientras, con que la música se hace realidad.

Un comentario en “Calorcito y buen humor

  1. shirley74 dijo:

    Aqui en Acapulco hace un calor de los mil, como para ir a una piscina y tomar una paleta de hielo mmm… que rico.
    Lastima que en este momento este haciendo tarea pero lo bueno es que estoy disfrutando de una entrada de tu bloc.
    La canciòn Get Lucky es una de mis favoritas de hecho Daft Punk es uno de mis grupos favoritos aunque la canciòn que me pone de buen humor es One More Time😉
    Bueno me voy fue un gusto leer esta entrada y saber que no todo el calor tiene que ser malo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s