Escribir mucho, poquito, nada

Ayer después de mucho tiempo, bastante en realidad, volví a escribir un cuento. Medio tonto, en realidad plasmé en una hoja varios sueños que estuve teniendo últimamente, y como se unen bajo el mismo hilo conductor decidí hacerlo en papel y no de forma digital.

Hace un tiempo ya que me cuesta horrores inventar historias, desde que empecé el blog me cuesta inventar y escribo sólo de cosas que me pasan, de mi entorno, de mis experiencias. Inventar implicaba mucho tiempo, o falta de imaginación, no sé. La cuestión es que estoy contenta de que por fin pude volver a escribir.

Te preguntarás qué tiene de especial escribir cuentos. Bueno, me recuerda mucho a lo que yo era de chica, cuando escribía mucho y participaba en concursos de literatura enviando mis escritos.

Mi mamá siempre me alentó a escribir por eso confianza en mis producciones nunca me faltó, pero con el tiempo y principalmente al empezar la universidad dejé eso de lado y me dediqué a leer o a escribir en el blog, pero me desacostumbré a escribir a mano.

Ahora volví, no sé si para quedarme, pero mejoraré.

Un comentario en “Escribir mucho, poquito, nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s