Puff 33 años!

¡MUY FELIZ ANIVERSARIO A MIS PAPÁS!

Un día como hoy hace 33 años se casaban Jorge y Graciela, mis papás, y si no hubiera sido por ese día ni Jorgito ni yo existiríamos ahora, así que a agradecerles a ellos!

Siempre juntos, siempre conmigo

Siempre juntos, siempre conmigo

Si alguno se preguntó alguna vez cómo es que salimos como salimos mi hermano y yo, he ahí la respuesta: a mamá y papá. En carácter mi hermano es más parecido a mamá y yo soy más parecida a papá, físicamente somos una mezcla en donde la nariz del abuelo se perpetua de generación en generación.

Esta loca pareja se conoció hace 34 años, por esas casualidades de la vida que hizo que mamá estuviera caminando y papá estuviera en moto, él se hizo el galán, ella se hizo la doncella en apuros, y así es como terminó todo: arroz, boda, y vivieron felices para siempre.

Las pasaron todas, momentos buenos y momentos malos, etapas de austeridad y etapas de prosperidad, gracias al trabajo duro y constante llegaron a tener todas las comodidades que alguna vez soñaron y hoy pueden ayudarnos a mi hermano y a mí a hacer lo propio. Nada les sobra pero nada les falta, son capaces de ayudar a mis abuelos y, sacrificio mediante, son capaces de darse esos gustos que se merecen.

Nada les llegó de arriba, desde que se casaron hasta hoy tuvieron que trabajar por darnos a mi hermano y a mí lo mejor, porque en eso no escatimaron nunca. Si de educación se trataba, ellos siempre estuvieron dispuestos a sacrificarse. Nos mandaron a los mejores colegios, a mí me permitieron estudiar cuanta cosa quería, y es que según papá “siempre que sea para estudiar nosotros te vamos a ayudar”.

Como toda pareja se han peleado, ningún cuento es siempre color de rosa, pero como toda pareja de antaño ellos lucharon y pasaron las tormentas, nunca se dejaron caer y nunca tiraron la toalla. Ambos tienen un carácter complicado, no son intratables pero tampoco son el Papa Francisco y la Madre Teresa, y cuando se enojan mejor agarrate porque se viene.

Conmigo nunca se enojaron jodido pero con mi hermano sí, él fue más rebelde que yo y les hizo sacar varias canas verdes, aunque como fue el primero siempre le perdonaron todo. Conmigo están más agarrados, porque yo sé todo lo que hicieron por Jorgito entonces pido lo mismo. Siempre nos trataron igual, así que por ambos hacen lo mismo. Yo les salí más derechita aunque un poco más cara, pero bueno, yo que culpa tengo del estado del país!

Todavía no entiendo cómo una pareja puede estar tanto tiempo junta, tantos años compartiendo cosas, no sé, yo creo que me aburriría. Aunque después pienso que si la persona que está al lado tuyo te complementa y es la adecuada, es posible que el “juntos para siempre” no sea tan tedioso como hoy me imagino.

Mis papás sí que se complementan, se quejan uno del otro pero son iguales, y creo que ninguno podría vivir si el otro no está. No son tan románticos como mis abuelos que a pesar de llevar más de 50 años juntos siguen caminando de la mano, tampoco son de esas parejas pegote que me dan náuseas más que ternura, ellos se quieren a su manera.

No sé qué habrán imaginado hace 33 años cuando dieron el “sí” ante Dios y ante la ley, no sé si habrán soñado tener la familia que hoy tienen, incluso no sé si se habrán visto con un nieto tan jóvenes. Siempre me pregunto qué les habrá pasado por la mente en ese momento en el que se unieron para siempre. Mi hermano llegó al toque pero yo tardé 10 años, ¿me habrán soñado? Me gustaría saber qué se imaginaron de mí cuando supieron que iba a venir al mundo.

Ellos son una pareja singular, locos lindos, cada uno con sus peculiaridades. Mi mamá es una apasionada del arte, ella fue la que me incursionó en el ballet y en los musicales, así que es su culpa. Mi papá adora la música, escucha de todo aunque lo vuelve loco el chamamé. Papá no entiende de musicales pero igual acompaña a mamá a verlos. Mamá no entendía de cosas militares e igual se adaptó y ahora incluso le gusta. Papá en su vida pensó que su mujer y su hija lo iban a arrastrar hasta el teatro, mamá nunca pensó que su esposo se iba a dormir en el medio de un musical.

Como dije antes, ambos se complementan porque sus gustos, aunque distintos, se unen. Cada uno se respeta, tienen su espacio y ninguno se mete en el trabajo del otro, siempre (desde que me acuerdo) se permitieron salir sin el otro, se tienen confianza, nos tienen confianza, nos soportan y nos ayudan. Si entre ellos son leales, con nosotros son incondicionales.

Así que hoy les deseo que ésto que formaron hace 33 años siga vigente hasta que la muerte los separe, porque si aguantaron hasta acá pueden aguantar unos años más. Y si alguno tiene un reclamo respecto de mi hermano y yo, ya saben a quién acudir, jajaja!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s