Volver a empezar

Y sí, hace ya 4 años que en enero comienza la rutina de desempolvar los apuntes y los resúmenes para volver a estudiar. Pensé que el enero pasado iba a ser el último pero internamente sabía que no iba a ser así, por lo que acá estoy otra vez rodeada de papeles aunque en una casa nueva.

Rodeada de libros: literal

Rodeada de libros: literal

No puedo estudiar de día, me desconcentro con todo y hasta la mosca más insignificante logra captar mi atención, así que elijo estudiar de noche con música de fondo o con la tele prendida pero muda. No puedo estudiar en silencio total, siempre tengo que tener alguna canción de fondo, preferentemente una cuya letra no conozca así no me pongo a cantar.

Mi amiga Sol me recomendó la música binaural para ayudar a la concentración, así que hoy voy a probar a ver cómo me ayuda y si realmente mi cerebro se adapta. Ya estuve escuchando algunos tracks en YouTube y la verdad que es muy relajante, ahora tengo que probar si me ayuda o no a concentrarme.

Esto de volver a la rutina estudiantil no es algo que me agrade en demasía, pero tengo dos estímulos muy grandes que me impulsan a poner todo de mi: 1) si meto estas 3 materias me recibo a fin de febrero, 2) si meto estas 3 materias me voy de vacaciones tranquila. No son poca cosa estos estímulos, así que me aferraré a ellos para poder romperla en cada examen.

Mi hermano me dijo ayer algo que me dio aún más fuerzas: “Ayi, estás a 3 materias nada más, y si sabes que con esto te recibís te aseguro que no sé cómo vas a hacer, pero vas a estudiarte todo y lo vas a saber hasta de memoria”. Espero que no se equivoque y realmente me pase eso, debo volverme una experta en Ética y Estadística, y pelearla en el final de la tesis que ya aprobé pero bueno, cosas de la vida que me hacen rendir algo inexplicable.

Lo que más me molesta de estudiar en enero es que siempre tengo a mi mamá de visita, y aunque ella jura que no molesta la verdad es que sí. No sé cómo decirle que no interfiera en mis horarios, ya he probado de mil y un formas para que no me levante temprano a la mañana y me deje dormir. Creo que se desacostumbró de verme estudiar en casa y no recuerda o no asimila que yo estudio de noche y prefiero estar sin dormir que desconcentrada. Ojo, no todo es malo, ella se ofrece a prepararme café o mate y eso me libera de al menos una parte del trabajo.

Así que así empiezo esta semana, estudiando nuevamente y rogando que mi mente no me falle para que ésto sea lo último. Qué entre el café a mis venas para mantener caminando a este futuro cadáver culto!

2 comentarios en “Volver a empezar

  1. Alicia's Own (@aliciasown) dijo:

    Paciencia Ayita!! Espero que tu mamá entienda….

    Yo también estudiaba mejor de noche y me concentraba con todo si iba tachando con resaltador los temas que ya había estudiado.

    Con las últimas materias estaba tan loca que me brotaba las piernas, me picaban, de los nervios y para concentrarme, estudiaba sentada en el piso del baño. Ahí no había cómo distraerse!!!

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      De verdad en el baño? Parece que voy a tener que probar algo raro así, pero por lo pronto en la mesa puedo concentrarme. Ahora estoy en las últimas materias, así que imaginate los nerrrrvios que me agarran.
      Gracias por pasar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s