Pasión por las hojas

Tranquilos che, no empecé a consumir sustancias raras, que me guste ir los domingos a Plaza Francia no significa que me cope el vicio, jaja!

Las hojas que yo amo son otras, son esas que tienen impresas historias fantásticas, cuentos de hadas, teorías incomprensibles, novelas románticas o historias de suspenso y terror.

En actuación había un ejercício que era enumerar las cosas que nos apasionan, y a mí me apasionan las librerías. No puedo evitar pasar por una sin querer entrar, hacerlo y sentir que estoy entrando en un mundo mágico. Va más allá del amor por la lectura, es toda una aventura adentrarse a buscar libros, leer las contratapas, presentir que esa historia te va a atrapar, comprar el libro y sentir que te quema en las manos hasta que llegas a tu casa y te disponés a leerlo.

Ateneo Grand Splendid

La librería de la imagen es una de mis preferidas, ir ahí es como sumergirse en otra dimensión. Siempre, pero siempre vas a encontrar al menos un libro que te quieras llevar a tu casa, y por más que vayas seguido alguna novedad vas a encontrar.

También me gustan las librerías antiguas, con libros que tienen las hojas amarillas y aroma a tiempo, historias editadas en español antiguo, sentir la magia desde que entras hasta que te vas. Típico de librería antígua es encontrar a sólo un vendedor que ama profundamente leer y le brillan los ojos al verte entrar. Es una experiencia distinta, porque a diferencia de lo que sucede en las cadenas de librerías, en las pequeñas el vendedor se interesa más por lo que te gusta o no, por lo que buscas.

Hay tanta magia rodeando a los libros, es casi místico, indescriptible. Creo no habrá jamás una tablet que pueda reemplazar el placer de tener un libro de papel en las manos, sentir su aroma, la adrenalina de no querer pasar la hoja, de llevarlo a todos lados sin temor a que te roben, sumergirte en una historia sin que te duelan los ojos después.

Un libro es un medio de escape, y un buen libro es maravilloso. Me encantaría que todos, en algún momento de sus vidas, puedan tener la experiencia de enamorarse de un libro, sientan esas ganas locas de terminarlo y a la vez no querer hacerlo, dejarse atrapar por una historia, contagiarse de la emoción de los personajes, que el mundo alrededor no importe. Esa sensación de libertad es tan perfecta, tan indescriptible que uno la tiene que vivir para saber.

Desde chiquita sentí todo esto por los libros, y aunque ahora por razones de tiempo esté leyendo menos, mi amor por la lectura es infinito. Leer te amplía el vocabulario, te ayuda a no cometer errores ortográficos, y aunque no lo creas también te ayuda a redactar mejor. Leer es bueno en todo sentido, siempre y cuando te guste lo que lees, porque cuando te imponen una lectura es un garrón.

Yo te recomiendo leer, vos fijate…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s