No tan racional

Hace mucho que no pasaba por acá, la última vez fue esos días después de cumplir 21 y en un momento un tanto negativo de mi vida. Creo que todos tenemos bajones, a mí me pegó duro el último y todavía me cuesta un poco salir, pero como soy consciente de que todo depende de mi quiero ocuparme en vez de preocuparme.

Noté, después de haber tenido los ovarios en la garganta y pasar esa prueba que me carcomía el cerebro, que si asumo mi responsabilidad en lo que hago voy a poder ser más libre. Haber hablado con mi mamá y saber que tengo incondicionalmente el apoyo de mis padres fue un gran alivio, me ayudó a liberarme de esa mochila de plomo que tenía en la espalda y que ya me hacía muy mal. Charlar con Sol también ayudó mucho, tuve un fin de semana de ayuda mental para captar la idea de que siendo negativa no iba a llegar a ningún lado.

Nunca fui una persona negativa, la verdad que esa gente que vive pensando en que para todo el vas está medio vacío me da bronca. Me quejo porque necesito esa descarga continua de liberar las emociones, pero no me enrosco mucho. Por eso de pronto me asustó verme a mi misma en un panorama tan oscuro, como en un pozo de donde no podía salir. Bueno… tampoco estuve a punto de cortarme las venas, pero fue agobiante. Mal humor, sensibilidad a pleno, inseguridad, todo junto. Afortunadamente tengo amigos que me ayudan con eso y me sacan adelante.

Ahora siento que volví a ser yo, aunque me dí cuenta de algo: el hecho de usar lentes hace que la gente asuma que soy intelectual y nerd. Puede que en lo de intelectual tengan razón, pero nerd ni a palos, cada vez me cuesta más sentarme a estudiar, ya no lo disfruto, siento que necesito terminar con la universidad ya, y siento el peso de estos 17 años estudiando de una manera más agobiante. No es que estaba estudiando a los 4, pero en cierta forma al estar en la escuela uno siempre está aprendiendo. En fin, yo me entiendo.

Gracias a Sofi y a Anto siento que estoy empezando a encontrarme con una parte de mí que de chica no me interesaba conocer, la parte fiestera. No salimos los findes ni nos juntamos demasiado, pero cuando lo hacemos nos duele la panza de tanto reírnos, y es esa risa sana que te ilumina la cara. Mis compañeras en AEP sacan mi parte más jodona, que si bien está latente todo el tiempo, a veces soy demasiado “racional” para todo.

Tengo que aprender a relajarme y a no pensar tanto, a ser más auténtica sin medir tanto los resultados, a ser feliz sin importar lo que pase después. El momento es ahora, sino cuándo? Cuando esté casada y con hijos? Cuando tenga más responsabilidades? Claramente no.

Vos como te sentís? Pensas igual que mis amigas y, ahora, yo? O te gusta más la racionalidad? Yo creo que un poco y un poco está bien, la locura por la locura misma no me va, peeeero a veces hay que dejarse llevar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s