Balance 2011

Esta época del año es bastante similar todos los años, estoy como el nene de la publicidad del japonés copeteado que ya sabe todo lo que va a pasar, bueno… es que en esta época todo es igual.

Los niños que cuentan todas las cosas buenas que hicieron en el año para que Papá Noel les traiga eso que tanto quieren (ilusos, sus padres saben perfectamente todas las travesuras que hicieron); los grandes empiezan con esos saludos hipócritas en los que les dicen “felicidades” hasta al portero cuando en cualquier otro día lo putean porque no les llamó al plomero, o al jefe mismo que les hace la vida imposible pero hay que cumplir. ´

Después están todas las personas que empiezan a publicar en cuanto medio digital exista un balance del año, en el que si fue bueno la rompen, y si fue malo te torturan con que “el año que viene va a ser mejor”. No digo que no esté bueno poner las cartas sobre la mesa y ver qué pasó para que las cosas salieran de determinada manera, plantear las metas a futuro y desear un año mejor, pero lo que me molesta mucho es la gente que se llena la boca haciendo racontos de cosas que después sabe que no va a cumplir, principalmente en cuanto a estados de ánimo se refiere.

En mi caso, puedo decir que mi 2011 tuvo sus altos y bajos como todos los años, que quizás en éste aprendí a convivir con el trabajo por primera vez en mi vida y eso me ayudó a madurar en muchos aspectos, hoy me siento más responsable, más consciente de un montón de cosas que antes no entendía, y a saber que todo conlleva un sacrificio que hace valorar más el resultado final.

En la facultad tuve un buen año, teniendo en cuenta que hice combo los 2 cuatrimestres (5 materias en cada uno) mientras trabajo con turnos rotativos. Podría haberme ido mejor, siempre pienso que pude haber dado un poquito más, pero para ser una primera experiencia no fue nada mal. Me gusta lo que estudio, me gusta el grupo de trabajo con el que comparto cada tp, quiero mucho a mis amigas y disfruto mucho yendo a la facultad, lo malo es que el cansancio a veces no ayuda y eso complica las cosas, pero se pudo, y con esfuerzo terminé el tercer año.

En lo personal creo que fue uno de los mejores años. El trabajo, como dije anteriormente, me ayudó a madurar en muchos aspectos, a ver las cosas de diferente manera y a verme a mi misma distinta, con los ojos de una profesional en proyecto. Conocí gente muy buena onda que sumé a mis amigos, que me enseñaron no sólo del trabajo sino de cosas de la vida. Mis compañeros son muuuy copados, tenemos nuestras cosas porque todo trabajo implica errores y discusiones, pero hay mucha buena onda que hace que podamos trabajar bien, cómodos, confiando el uno del otro.

Mis amigas de la facu me ayudaron a seguir adelante, a no bajar nunca por más cansancio físico o mental que tuviera, fueron mi sostén y se los agradezco infinitamente. Mis amigas de Villa están siempre ahí, al pie del cañón, del teléfono, de las redes sociales, de hablarnos poco pero querernos mucho. Las extraño demasiado, pero las cosas son así y ya estoy aprendiendo a convivir con esto.

Este año gracias al blog conocí a gente muy copada que me ha salvado la vida en varias oportunidades, lo que agradezco también porque sino hoy tendríamos un par de materias colgadas. Creo que todo tiene que ver con todo y que por algo aparecen las personas en nuestras vidas. Gracias a los chicos del trabajo empecé a salir más, a divertirme como la gente normal, a conocer gente nueva y a disfrutar. Y todos los que aparecieron en mi vida produjeron un cambio positivo, lo que me hace confirmar que siempre las cosas pasan por algo.

El plano amoroso es un punto y aparte en el que siempre llego a la misma conclusión: tengo un imán para los gays. Esperemos que esta situación se modifique en el 2012, sino creo que voy a entrar al convento y quizás ahí encuentre a un Capitán Von Trapp para cantar en los alpes austríacos. En fin, todo sigue igual… Aunque por un lado pienso que es mejor así, a veces no tengo tiempo ni para mi propia vida como para depositar parte de ella en otro.

Como finalización de este post, no voy a poner los propósitos para el 2012 por miedo a no cumplirlos y quedar como una idiota, eso mejor me lo reservo al ámbito privado así la única que se critica soy yo; pero sí voy a decir que no puedo creer que en 1 año me recibo, que por fin tanto sacrificio va a dar sus frutos, y que voy a ser libre académicamente al menos por un tiempo.

Les deseo un muy buen año a todo aquel que pase por este lugar, les agradezco el haberme leído este tiempo y compartido cosas juntos, sé que ultimanente me colgué bastante pero sepan comprender que todo no se puede. Les mando un beso enorme, todo mi cariño y nos veremos, probablemente, el año próximo con más novedades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s