Deportes deportes

Emulando el tema Paroles paroles cantado por Dalila y Alain Delon, mi título se llama así debido a mi falta de romance con los deportes.

Desde chica nunca fui la mejor en la clase de gimnasia, de hecho cada vez que había que elegir miembros para cada equipo yo era la última y me elegían de lástima (nunca voy a olvidar las caras de las electoras cuando veían que yo era la última opción que les quedaba). Tan mala era que siempre que tenía ganas de progresar ni la profesora me daba aliento, excepto una que en temporada invernal nos hacía practicar Softball, el único deporte que me gustaba y en el que me consideraba “buena” (o mejor que en los otros al menos).

Tuve mi época de campeonatos, los intercolegiales, en los que me metía en el equipo de Volley sólo para tener faltas justificadas y viajar por el departamento (aclaración: en Santa Fe lo que en Buenos Aires son los partidos allá son los departamentos). Siempre fui un miembro importante en el equipo: sin aguatera el partido era insufrible! Me dedicaba a dar aliento y a fijarme que los árbitros hicieran bien su trabajo, pero yo la pasaba bomba porque la profesora era consciente de que yo era incapaz de dar bien un pase, entonces me evitaba la vergüenza y me dio un puesto fijo.

Hoy, con 20 años y con menos habilidad que hace 5, tengo muchas ganas de hacer algún deporte. Claro que a mí las ganas me entran cuando ya no hay más cursos abiertos, tengo todo mi calendario ocupado y un trabajo que me impide hacer algo fijo que no sea la facultad.

Me antojé de aprender Fútbol, pero no hay escuelas de fútbol femenino y no me pienso meter en una villa para aprender un deporte. Al Volley no lo descarto porque dentro de toda la oferta que hay es uno de los que más me gustan. Handball me trae malos recuerdos de intercolegiales en los que las chicas llegaban al punto de pincharte con alfileres para hacerte perder. El Hockey me da miedo por lo peligrosa que puedo llegar a ser con un palo en la mano, no es sano ni para mi ni para mis compañeras (tengo de apodo Brutus, por algo será…). Natación me gusta, es uno de los que más disfruto principalmente porque no pongo en peligro a nadie más que a mí, pero hay asuntos femeninos que me hacen tener fiaca de ir, habría que ver, además de que me aburre mucho estar sola. Aquagym es mi deporte favorito, muchos dicen que es de viejas, pero yo lo hice durante 3 años en Villa y me divertía mucho! El único problema se relaciona con el de natación, lo complicado de ser mujer.  Patinaje artístico me encanta pero no sé dónde dan y me siento flor de boluda aprendiendo con niñas pequeñas, creo que se burlarán de mí y no quiero lo mismo que en la secundaria. El Tenis me pone nerviosa de verlo, así que practicarlo debe ser terrible! Además terminaría con un re brazo derecho a lo Johnny Bravo y el izquierdo re pichi, no da! El Golf dicen que está bueno, pero dónde está la adrenalina??? Yo quiero algo que me desgaste físicamente, que me deje agotada después del entrenamiento, y el golf no es precisamente el deporte que estoy buscando. Atletismo tuve en la secundaria y era no mala, malísima! No corro ni el colectivo menos voy a correr en competencia, y las otras pruebas no son muy diferentes: en salto con garrocha era pésima, me daba miedo; la posta más o menos la piloteaba; lanzando la jabalina era un peligro para la sociedad y para mí misma, nunca herí a nadie pero sí estuve cerca de hacer brochette a la profesora y a pequeños niños de primaria; y salto de vallas hice una vez y nunca más, me caí de trompa al piso que mejor ni recordarlo, la sangre… por Dios! Finalmente el Softball, mi querido amigo en las clases de gimnasia! Era el que más disfrutaba, el que más me gustaba, le ponía toda la garra, pero sólo lo jugábamos un poco en invierno y a veces en verano, una pena… De haberlo practicado más quizás hoy mi historia con los deportes sería diferente.

Por lo pronto voy a gimnasio, y si bien me divierto mucho porque tengo unas profes divinas, me da mucha fiaca! Es como muy individual y me pasa como con la natación que me aburro si no me hablan. Aunque por lo pronto es el único que se adapta a mi ritmo de vida, por lo que si quiero estar en forma es mi único recurso. Últimamente me estuve notando muy caderona, más de lo normal, y me siento como con fiaca de todo, por lo que llegué a la conclusión de que necesito liberar endorfinas a través de un deporte (o agarrarle amor al gym).

No puedo seguir ensanchándome, llega el verano y hay que liberar las piernas del pantalón, por lo que a cerrar el pico y mover las cachas se ha dicho!

Veremos en el verano por cuál de todos estos deportes me decido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s