Soy como un fantasma

Dicen que los fantasmas existen porque son espíritus con “asuntos pendientes” en vida, y siguen en la Tierra porque no pueden descansar en paz. Bueno, así me siento ahora, como un fantasma que “vive” con asuntos pendientes que no lo dejan descansar.

Hace varias semanas que se me van acumulando cosas por hacer y por X motivo nunca las hago. Cuando debo hacerlas siempre hay algo más importante, que al final tampoco hago, y voy postergando cosas. De a poco se me juntó una pila de pendientes que ahora quiero sacarme de encima pero no sé por dónde empezar.

Encima, como no me alcanza con el trabajo, la facultad, el gimnasio y canto, hace unos días me anoté en un programa que se llama Mindfire que nos ofreció UADE y viene directo desde USA, sirve para ayudar a Ketchum (consultora mundial de RRPP) a resolver sus issues. Lo triste es que aún no mandé ninguna idea y el plazo se me vence… HOY! Por lo que si estoy escribiendo a esta hora es porque mi mente se está quemando para ver qué corno mandar.

El jueves pasado me compré un cuadernito para ir anotando ideas que surgen, tanto para Mindfire como para el proyecto “David el Rey” que tenemos que hacer para Comercialización; de paso también lo uso para poner temas a desarrollar en el blog cuando las ideas se me queman y le falta contenido. Ya lo fui usando, pero a veces no lo llevo siempre conmigo porque mi cartera de rutina no es lo suficientemente grande como para llevar la agenda, el cuaderno, la billetera y el celular.

Por eso, este mes sin falta me voy a comprar una mochila. Siempre digo que me tengo que conseguir una cartera grande, pero son muy caras y a fin de cuentas resulta siendo mucho más cómoda la mochila.

Debería armarme una lista con los temas pendientes, pero cuando me pongo a pensar en eso al final no se me ocurre nada, y a medida que se me van juntando los deadlines ahí se me vienen todas las fechas encima. Tengo una agenda, de hecho, lo mismo que tengo en la agenda lo tengo en el celu para que “haga ruido” y me avise, pero siempre postergo todo. Soy una maestra en la postergación de cosas. Lo peor es que después me quejo de que no las hice cuando debería haberlas hecho, aún sabiendo que tuve el tiempo y lo heché a perder.

La televisión siempre tiene cosas interesantes, y si no las tiene yo me encargo en encontrar algo que me interese. Me da bronca no poder terminar libros por decir “mañana voy a tener más tiempo”, consciente de que mañana no lo voy a ni tocar. Tengo 3 libros pendientes para terminar, y uno para empezar, pero no me puedo comprar ni uno nuevo porque sé que tengo otros ahí para leer.

El día que tenga mi propio departamento me voy a pagar Internet, pero me encargaré de no tener cable. Sí, parece un pensamiento extremista, pero creo que la televisión es el factor clave en mi nueva “filosofía posterguista” que no me permite avanzar en la vida hacia cosas nuevas. Quiero ver películas y series, pero me da fiaca levantar el traste de la cama y dirigirme hacia la computadora. Quiero ser más culta, pero me da fiaca ponerme a leer y a investigar. Quiero ser más flaca, pero me da fiaca ir al gimasio y cerrar el pico. Quiero conocer otros lugares de Buenos Aires, pero me da fiaca trasladarme hacia otros barrios que no esté a máximo 10 cuadras de mi casa.

Quiero hacer de todo, pero para todo tengo fiaca. Para todo tengo un “mañana voy a tener más tiempo”, y estoy cansada de esta situación, pero me da fiaca ocuparme en vez de preocuparme. Y sí, soy un mundo de dualidades. Mi vida está llena de cosas que no tienen nada que ver entre sí y sin embargo forman parte de mi mundo.

Debo erradicar la fiaca de mi vida. Tengo que volver a los horarios normales en los que se duerme de noche y se vive de día. Si estoy leyendo un libro debo apagar la tv, y si tengo que ir al gimnasio tengo que poder levantarme a las 9. Aún no entiendo cómo mi cuerpo está programado para levantarse a las 4.30 cuando tengo que ir a trabajar pero no puede levantarse a las 9 para ir al gimnasio. No comprendo qué pasa, pero tengo que luchar contra eso, porque me está cambiando la rutina (si la hay), el metabolismo está como loco, y no me está haciendo bien para nada.

Duermo cuando no tengo que dormir, trabajo en cosas extras cuando debería dormir, debería estudiar en horarios fijos y no quedarme dormida en el intento, necesito horarios fijos en el trabajo… esto de rotar me está jodiendo la vida. Necesito rutina, esa rutina que dominó mi existencia durante los últimos 19 años. Ahora estoy perdida y por eso pasan estas cosas, por eso me siento como un fantasma, porque cuando quiero terminar algo siempre tengo fiaca, y tengo fiaca porque no puedo descansar bien, pero no descanso bien porque no tengo horarios fijos en los que poder hacerlo.

Si tan solo lograse encontrar el equilibrio entre horarios rotativos, sueño, cosas pendientes, estudio y relax, creo que todo sería muy distinto. Necesito encontrar ese equilibrio, sino puedo llegar a enloquecer en el intento de tener una vida “normal”.

3 comentarios en “Soy como un fantasma

  1. flor dijo:

    bueno escribí un post y c me borró!! Así q resumo lo que puse antes:
    Te entiendo perfectamente , la fiaca mata todo intento x mejorar en algo! Besote

    Me gusta

  2. Jeremiasr dijo:

    Después de leer esto me doy cuenta de que no soy el único que se encuentra en una situación similar, en la cual todo lo posterga, y que necesita de un cambio radical en el vivir diario.

    Saludos Aya!

    Me gusta

  3. Carla dijo:

    ya pasaron casi tres años, ojalá las cosas hayan mejorado desde entonces. Pero algo que se me ocurrió cuando te leía es que aún siendo tú “filosofía posterguista” conseguiste describir lo que te sucede con todo detalle y por escrito. ¿cómo es que lo lograste?, después de todo hay cosas que sí has completado. Es necesario que narres tú historia desde otro punto de vista y cuestionar si de verdad tooooodo lo has dejado para después, te aseguro que si haces memoria encontrarás ejemplos de cosas que sí has completado. Encuentra qué es lo que te apasiona en la vida y verás que una vez que hagas lo que verdaderamente deseas, te vas a olvidar de fechas y objetivos impuestos por otras personas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s