Mi problema con las palomas

Ayer mientras caminaba desde la parada del colectivo hasta el Hospital Español me di cuenta de que mi problema con las palomas es serio.

El enemigo

 

Nunca fui miembro del clan de niños que lloran para que sus padres les compren maíz y así darles de comer a las palomas, de hecho lo hacía porque a mi papá le gustaba. Nunca me gustó que se posen en mis manos, me daba terror que me picoteen la palma y me hicieran mal.

Pero veo que con los años mi disgusto fue en aumento, y ahora no sólo no me caen bien sino que me dan miedo. Sí, miedo, fobia, como quieran llamarlo. Hay una paloma cerca y trato de pasar lo más lejos posible. Hacía tiempo que sabía que no nos llevábamos bien, pero ayer fue demasiado evidente.

Odio a las palomas

Cuando estaba caminando por la vereda del hospital, veo una paloma sentada que se movía muy poco. Mientras me acercaba comenzó a moverse más y me paralicé, esperé a que se moviera y despacito pasé lo más lejos posible de ella. Lo más triste de mi ridícula forma de actuar no fue el hecho de que me sentía una estúpida esquivando una pequeña paloma, sino que la gente pasaba y veía mi peculiar forma de actuar al darme cuenta que estaba ahí y se movía, sigilosa y lentamente.

Me molesta que te vuelen en la cara, que estén en todos lados, sus ojos son demoníacos, como si su mirada reflejase su deseo de conquistar el mundo, son tétricas y conspirativas. Buscan el momento perfecto para volarte encima, y por más que una las esquive, ellas estarán allí para atormentarte.

¿Ven? ¡Son demasiadas!

Ir a las plazas es todo un desafío cuando hay super población de palomas, no la paso bien esquivando cada 2 metros a esos bichos rompe paciencia. No entiendo cómo hay gente que las deja comer de su mano, no entiendo como las madres permiten que sus hijos tengan contacto con semejante especímen. Así como no entiendo eso quizás haya gente que no entiende el por qué de mi mala onda con ellas. Pero presten atención, no parece como si nos estuvieran vigilando?

Las palomas en realidad son algo así como Perry el Ornitorrinco, sólo que están del lado de Doofenshmirtz. Las palomas bellas son las blancas que simbolizan la paz, pero igual… mientras más lejos de mí, mejor!

5 comentarios en “Mi problema con las palomas

  1. Marcos dijo:

    Yo odio a las palomas desde aproximadamente el año pasado, que se abrieron paso por el techo de mi casa, y las muy copadas se correteaban por el techo haciendo sus sonidos caracteristicos a las 4de la MAÑANA y no me dejaban dormir.

    bueno em nada

    Me gusta

  2. Oswaldo dijo:

    No entiendo porque les teme a las palomas si no hacen ningun daÑo, lo unico que ellas buscan es alimento porque habemos millones de personas en el mundo que les damos maicillo ‘o arroz, aqui en Honduras al frente de mi casa todos los dias a las seis de la maÑana llegan siete palomitas a buscar sus alimentos.

    Me gusta

  3. sonia lorena dijo:

    yo tenga una muy hermosa parecida a la de la foto…. y eso super cariñosa, es como parte de la familia de hecho aqui la tengo a mi lado, no le gusta estar solita,,, hey me gusto mucho tu post….. interesante y me rei mucho…. bye
    sonilore

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s