Mala madre

Soy una mala madre para mi blog, durante días lo dejo abandonado sin darle de comer noticias nuevas, me compré una cámara de fotos y aún no bajé una sola foto, tengo mil temas que debatir y muy pocas ganas de escribir.

Entre los 3 finales previos que tuve que rendir y el trabajo estoy un poco cansada. Llego a la compu y no quiero escribir, porque no me gusta hacerlo a la ligera, me gusta hacerlo “a la chilena” como dijo hace un año el presidente Sebastián Piñera respecto del rescate de los mineros. Escribir mal me enferma cuando lo hacen los otros, y me indigna cuando lo hago yo, porque hay que predicar con el ejemplo. El tema es que soy ejemplo de vagancia ultimamente, siempre hablando de blog, porque en el laburo tengo mis responsabilidades y con el estudio digamos que también.

La pesadilla de los finales se acabó (hasta abril), asi que soy parcialmente libre hasta el 7 de marzo que retome mis estudios. Ya me compré todos los útiles cual niño que comienza primer grado y está desesperado por estrenarlos. En mi caso lo único que espero es la primer semana, luego me gustaría que se frene todo ahí. Compré las cosas con bastante anticipación porque después los precios se van a las nubes y pagar 50 mangos por una carpeta que sale 30 no da.

En la facultad me anoté a una optativa que se llama Iniciación a la Compresión de las Artes Contemporáneas, interesante… (?) Veremos cómo resulta a lo largo de la cursada, me anoté principalmente porque el programa decía que tenemos visitas a museos y a vernissages, esperemos que se cumpla. No me molesta estudiar historia del arte, de hecho me gusta, pero tengo decidido en algún momento de mi existencia buscar a alguien que sepa historia de reinados y me enseñe. Sí, me interesan mucho las historias de las coronas, principalmente la francesa y la inglesa. Esto surgió desde chiquita con el temita ese del príncipe azul y Disney, y aumentó de grande por diferentes motivos, entre ellos: Le Roi Soleil (el más reciente).

En fin, esto es un poco del resumen de estos últimos días. Benja está muy juguetón y en cualquier momento voy a quedarme tuerta y pelada, aún no habla, una amiga se mudó a Baires por lo que soy más que feliz, extraño mi casa, los horarios de trabajo son jodidos, me gusta dormir con música de fondo (clásica o chill out), no pude terminar Cuentos Chinos de Oppenheimer porque me puede la tv (igual lo recomiendo, es excelente), mi papá está orgulloso de mí, quiero ir al BAF Week pero me falta $$, quiero ir a ver a Carlos Baute pero me quedé sin entradas, tuve intenciones de ir a ver a los BSB pero se me burlaron y me acobardé (además de que ya deben estar tan baquete que pagar 600 me pareció una estafa), ayer me sacaron sangre y me quedó doliendo el bracito, ya está colgada la marquesina de LNR (novicia, no la nación revista), y me fui a dormir porque pintó sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s