Año nuevo, vida nueva: literal!

Siempre que comienza un año nuevo muchos decimos la típica frase de “año nuevo, vida nueva”. Pero cuántos la cumplimos alguna vez? Muy pocos.

Bueno, en este 2011 estoy decidida a hacer todas esas cosas que por X motivo no pude hacer antes, cosas que a mi criterio me ayudarán a crecer, a madurar como persona y a empezar a sentirme una mujer libre que estudia y trabaja para ser alguien el día de mañana.

Con la inminente llegada de mis 20 años quiero cambiar mi vida para bien, y no es que en este tiempo haya estado mal, pero sí hay cosas que me gustaría mejorar. Una de ellas es mi cuerpo, en todos los sentidos. Estoy bastante más arriba de mi peso normal, y esto va más allá del comentario típico femenino de “estoy gorda”, sino que va más por el lado de la salud. No está bueno tener casi 10 kilos más de los que debería, teniendo en cuenta que soy un enano de jardín. El aspecto físico parece algo poco importante, una frivolidad, pero mucha gente no se da cuenta de que no verse bien implica no aceptarse como uno es, y no poder afrontar otros aspectos de la vida por falta de confianza. Esa falta que se da cuando uno no está conforme consigo mismo.

Pero además de mejorar mi salud física, también quiero mejorar mi salud mental. Y no, no estoy loca (no al menos patológicamente hablando), simplemente quiero mejorar ciertos círculos que todavía están un poco abiertos. Heridas que nunca terminaron de curarse y con las que vivo día a día, intentando fingir que no existen, pero ahí están y molestan. Parece increíble que alguien tan joven tenga tantos “problemas”, pero creo que no va de acuerdo a la edad sino de a cómo cada uno afronta sus problemas, sus duelos, las cosas que la vida pone en frente para probarnos. Hay cosas que no pude superar, y lamentablemente me di cuenta después de 6 años con el post sobre mi tía. Después de escribirlo no podía parar de llorar, con una angustia que nunca me había pasado.

A veces no me siento la mujer que ya soy, y pienso que sigo siendo una nena, que los problemas de ahora son tan insignificantes como los de antes, que todo se resuelve “jugando”, y la verdad es que no es así. Tengo que aprender a verme como realmente soy, a valorarme por lo que soy, y reflejar eso en todos los sentidos. No seré la persona más madura del mundo, pero quisiera que alguien me lleve de la mano a alcanzar esa madurez que necesito para poder estar tranquila.

Quiero dejar de dar vuelta la página cada vez que surge algo que me molesta o incomoda, quiero poder enfrentarme ante las adversidades, quiero enojarme con la gente y sentir que tengo sangre en las venas, quiero dejar de ser tan complaciente con todo el mundo, quiero dejar de ser tan tonta, quiero aprender a ver lo bueno y lo malo del mundo y no hacer oídos sordos a las cosas que me ponen mal. Quiero crecer…

2 comentarios en “Año nuevo, vida nueva: literal!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s