Se me remueve el alma

Después de mucho tiempo volví a hablar con una prima que me encontró casualmente en facebook. Entre todo y no mucha charla, le pregunté si podía decirme dónde está enterrada mi tía para poder ir a visitarla, dado que en todo el tiempo que pasó desde su muerte (6 años) nunca pude ir.

Afortunadamente me respondió lo que quería saber y se ofreció a llevarme, por lo que pronto volveré a verla no sólo a ella sino también a la mujer que hizo de mi gran parte de lo que hoy soy.

Cuando falleció yo era chica, no me llevaron ni a verla ni al velorio por una cuestión de que yo siempre fui muy impresionable, y no les parecía a mis padres dejar en mi recuerdo la última imagen de mi tía en unas condiciones no tan favorables, murió de cáncer así que no estaba muy sonrosada.

Pasó un tiempo hasta que volví a hablar de ella, porque nunca llegué a procesar bien su muerte. Ella era como mi segunda mamá, una tercera abuela, era todo. Mi vida desde chica muchas veces se resumía más a ella que a mi propia mamá, pero no por falta de amor de mi mamá sino que por el trabajo quedaba al cuidado de mi tía. Y ella supo suplir muy bien su falta dándome todo el amor que ella era capaz de dar. La extraño tanto, era de esas personas que hacen todo por protegerte, por darte los gustos, por alentarme. Ella siempre dijo que yo iba a ser una gran artista, siempre apoyó todas mis locuras, y a veces hasta las alentaba. Ella me enseñó a rezar, me dio gran parte de las cosas referidas a la religión, y creo que hice todos mis sacramentos un poco también por ella (más allá de por las ganas de usar el vestido blanco de la comunión).

Mi tía es ese orgullo que late en mi corazón, y es una ausencia que no se llena con nada. Cuando finalmente caí que nunca más iba a volver a casa a visitarme, cuando me di cuenta de que nunca más la iba a volver a ver, a recibir sus abrazos, sus besos, que nunca más iba a escuchar su voz, lloré. Y lloré mucho porque es inexplicable el dolor que se siente cuando sabes que ni siquiera te dejaron despedirte. Yo sé que ella está conmigo, que me cuida como lo hacía cuando era chiquita, pero me gustaría que esté acá al lado, que no se hubiera ido nunca.

Volver a hablar con Guadalupe hizo que viejas heridas se abran, pero no por ella, sino por lo que ella representa. Es como una versión joven de mi tía, mi hermosa y chiquita tía Rosa. Lamento que Dios se la haya querido llevar con él tan pronto, porque se llevó un ángel que estaba cuidándome en la tierra. Las personas que se perdieron de conocer a mi tía se perdieron de conocer a una gran mujer, una mujer que no odiaba, que no tenía rencor, que tenía mucha fe en Dios, que amaba la vida, que agradecía cada momento, que valoraba lo poco o mucho que tenía, que no era egoísta, que vivía para darle felicidad a los demás, que no era apegada a las cosas, que vivía para mí.

Cuando estaba conmigo ella vivía para mí, y a mi me ponía muy celosa que ella tuviera nietos, aunque internamente yo sé que ella me quería más a mí, o al menos quiero creer eso. Ella se desvivía por mí y yo me muero por ella, por volver a verla, por volver a tenerla. En un mismo año Dios me quitó los 2 amores más grandes, mi perro Jaime y mi tía Rosa. En un mismo año sufrí todo lo que no había sufrido nunca, y lloré como nunca, como aún hoy lo sigo haciendo. Porque los extraño, a mi peludo amigo y a mi querida tía.

Pero este año la voy a volver a ver, y si bien no espero morirme, la voy a visitar a su nueva casa, a saludar por su cumpleaños, y a darle ese adiós que nunca pude decir. Si ahora estoy llorando es porque parte de mi vida se fue con ella, y esos recuerdos son cosas que quedaron bien guardados en mi corazón. Ayalén la bebé que ella crió la extraña como nadie en la tierra lo hace, porque yo la quise como nadie la quiso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s