Extrañar no es fácil, crecer… tampoco.

¿Alguna vez les pasó que se sentían sensibles y se les dio por escuchar música melosa y romántica para terminar de partirse uno mismo el corazón? Espero no ser la única que se auto tortura con los románticos de ayer y hoy.

Ya estoy un tanto deprimida, y creo que con los posts que subí antes se habrán dado cuenta el porqué, así que ahora estoy dedicando mi tiempo a escuchar música como los Bee Gees, mis tan queridos que o me ponen re pila o me tiran a la depresión. Hoy los elegí por lo segundo.

No sé qué me pasa, estoy sensible, bastante romántica como para llorar viendo Diario de una Pasión, o escuchar a Emmanuel Moire cantar Mon Essentiel y morirme de amor imaginando todos los gestos de su rostro al pronunciar esas palabras. Y lo repito, es un francés muy atractivo, porque además tiene el bonus track de que canta, ¡y cómo canta!

En fin, el hecho es que hoy veo flores donde no las hay, siento latir el corazón un poco más rápido, y cosas comunes me sacan una lágrima que termina en un pequeño llanto. Lo triste es que no es por amor sino porque estoy extrañando mí casa, mi familia, mis amigos, la tranquilidad del hogar, las flores por todos lados, mi perro, la vida monótona de barrio, mis raíces. Porque aunque no haya nacido en Villa Constitución yo soy más de ahí que de Río Gallegos, porque mis cimientos y todo lo que soy lo aprendí en esa ciudad, porque lo que más quiero vive ahí y ya extraño.

Muchos, principalmente mi mamá si lee esto, se preguntarán cómo es que quiero hacer un programa Work&Travel en el verano próximo, si recién hizo un mes entero que no vuelvo a mi casa, y ya estoy extrañando. Pero creo que al vivir una experiencia así extrañar es cosa de horas, porque se trata de disfrutar a full de otro sitio al que quién sabe cuándo vas a volver, de estar todo el tiempo a la expectativa de lo nuevo que vendrá. Acá sé que tengo lo mío a 3 horas de distancia en micro, y esa corta distancia hace que aunque cerca mi casa esté más lejos que nunca.

Es una tontería extrañar para quien aún vive con su familia, pero para alguien como yo y como muchos de los estudiantes que tienen que emigrar de ciudad en busca de un futuro mejor, es difícil estar tanto tiempo lejos de los tuyos. La ciudad es bellísima, pero abruma, la gente se torna cada vez más detestable, y aunque viva con mi hermano no es lo mismo que la vida familiar de allá, porque mi hermano no es mi papá, mi cuñada no es mi mamá, y Benjamín no es mi hermano. Ellos son una familia aparte, y yo soy la intrusa. En mi casa yo soy la reina, acá soy la otra. Y es raro el cambio, la responsabilidad de hacerme cargo de la mitad de los gastos, gastos que hace dos años eran cosa de “grandes”, me eran ajenos.

Hoy tengo que pensar como adulto, vivir como adulto, y superar obstáculos cada vez más grandes. Tanta responsabilidad de golpe es rara, porque antes de venir acá mi única responsabilidad era levantar la mesa y a veces lavar los platos. Hoy ya no soy la adolescente destacada en el colegio, ya no soy más la “hija de”, soy alguien que vive y crece, pero que por sobre todo siente y extraña. Y extraño esa vida sin responsabilidades que tenía hace un tiempo, en la que a la mañana papá preparaba el desayuno y después hacía el almuerzo, mamá me llevaba en el auto a hacer mis actividades, y a la noche me esperaban con la cena ya hecha. Apolo entraba a darme las buenas noches, y a dormir porque al otro día la rutina volvía a comenzar. Rutina que al igual que mi vida de reina ya no existe más.

6 comentarios en “Extrañar no es fácil, crecer… tampoco.

  1. Marcos dijo:

    Es la primera vez que leo tu blog, en realidad caí por el blog de milton!

    Sabes que te entiendo un monton! yo hace un año y medio de vivir con mis padres, pase a convivir con mi novia.
    De ayudar con los gastos, pase a AFRONTAR los gastos.
    De comprar lo que quisiera, pase a COMPRAR LO NECESARIO.
    Y asi muchas pero muchas otras cosas.

    Luego hubo una ruptura y volvi a mi casa donde sigo ayudando con los gastos, comprando lo necesario y ahorrando lo mas que se puede.

    ¿Extrañar? Totalmente.

    Un abrazo che! y muy reflexivo el blog.

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      Bueno yo tuve una situación similar, solo que en vez de mudarme con mi novio me mudé con mi hermano. Y hay que saber llevar a un hombre que te lleva 10 años, con quien por diferentes motivos nunca conviviste, y hacerle entender que ya no vive solo sino que está con una chica y encima mucho más joven.
      Es difícil el cambio, pero no imposible. Y extrañar no vamos a dejar de hacerlo nunca. Cuando te cases invitanos a la fiesta!😉 jajaja!
      Gracias por pasar y segui entrando cada tanto🙂

      Me gusta

  2. Luli dijo:

    Es duro crece hijita legal, sobre todo cuando se está lejos de los tuyos como te pasa a vos, pero es así, uno de a poco se despega de los adultos y se hace adulto, duele, seguro que si, se exttraña seguro que si, pero asi es la vida, nosa da cosas feas y cosas buenas, no tenés a tus papis cerca, pero podes ver a tu sobrino día a día y ver sus pequeños y grandes descubrimientos del mundo que le toca vivir…
    Nucna vas a dejar de extrañar los detalles y los mimos de tus papis… mirame a mi, con 4.1 (diría Juanito) y todavia extraño en las fechas patrias a mi papá trayendome a la cama el chocolate con churros…
    Es dificil, es duro e invade la melancolia, pero no queda otra que aguantarse y salir del pozo, porque tu sufrimiento es sufrimiento de tus papis a la distancia que también deben extrañar el ruido de tu estar en casa… ponete fuerte, sacá una sonrisa del bolsillo y subila a tu boca que esa hermosa sonrisa no merece estar guardada, poenle pilas a este día de la Primavera gris, mirate al espejo, date un besito, falta menos, pensa que hoy falta un día menos para que vuelvas a lo que tanto extrañás… y mañana uno menos, y asi pasan los días y llega el día en que por fin volves a ser la reina de la casa…
    Falta poco, sacá tu hermosa sonrisa… merece estar afuera…
    Besotes Reina…

    Me gusta

    • algobonito dijo:

      Mil gracias mamiiii legal!!
      Te quiero muchíiisimoo y no sabes lo bien que me hacen tus palabras!
      Es cierto que nunca voy a dejar de extrañar cosas, y que ya tengo que darme cuenta que ya es hora de madurar y ser “grande”. Aunque la vida me da la posibilidad de tener a mi amor chiquito todos los días, y eso compensa cualquier sufrimiento.
      Gracias por estar y por suerte ya pude sacar la sonrisa a la luz! Un besote enorme para vos y para tu pequeño retoño precioso!🙂

      Me gusta

    • algobonito dijo:

      Jajajaja síii! cada tanto me pasa y tengo que aprovechar esos momentos de inspiracion porque despues pasan días que no se me ocurre qué corno escribir😄
      Y bien ahí q entiendas lo de la musica, no soy la única loca en este mundo🙂
      Falta menos, cuando este en Villa voy a postear desde allá con toda la felicidad!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s