Cuando hay que estudiar, toda tontería es arte

Sí, creo que esa es la clave de todo estudiante, universitario o no, cuando tiene que ponerse a leer y leer.

Estar realmente concentrado es casi imposible, por lo menos para mí si estoy en casa. Empiezo a ver el techo, que nunca fue tan hermoso y lleno de cosas para descubrir; me fijo las paredes y siempre encuentro algo interesante que ver (como una mancha que resultó ser el perfil de alguien, ponele); o en la tele pasan ESA película que hace semanas estoy buscando ver y recién hoy, que no debería ni siquiera haber prendido el tele, está ahí,  flamante y esperando a que yo me enganche.

Y bien, si la vida de un estudiante de por sí ya es dura, imaginate cuando estas presionado que rendís mañana y leíste recién la primera carilla (de 100). Eso me está pasando justamente ahora, cuando me vine a fijar si tenía algo de trabajo, y como no ví nada entré acá.

Encima, y como broche de oro, hace tanto frío que no dan ganas ni de sacar las manos para sostener las hojas, está ideal para dormir y mirar tele, o entretenerse viendo videos de YouTube, o hacer cualquier cosa excepto estudiar a Freud.

Pero bueno, no quiero tener que rendir previo asi que me voy… y espero que nada ni nadie me vuelva a interrumpir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s